Inicio 1ª División Éibar 0-1 Valencia: Los ches aceptan el regalo navideño

Éibar 0-1 Valencia: Los ches aceptan el regalo navideño

235
0
Compartir

Un error de Boateng en la primera mitad permitió a Paco Alcácer marcar el único tanto de un partido muy intenso, como todos los disputados en Ipurúa, pero en el que faltaron ocasiones. Al final, fueron los ches lo que disfrutarán de unos tres puntos que los colocan en puestos Champions por encima del Sevilla, que tiene un partido menos.

Las gradas bajas y muy cerca de los jugadores, los edificios de alrededor, la gente muy junta, llenando todos los asientos de plástico. Ipurúa y sus aledaños generan un clima de romanticismo de la pelota. El manto de lluvia que los jugadores sufrieron colaboraba, creando un ambiente de fútbol de antaño, del trabajo duro y humilde frente a los proyectos macroeconómicos. Una fórmula tan lógica como olvidada, tan remplazada por las cuentas de las lecheras que la mayoría de los directivos del fútbol modesto practican.

El Valencia se enfrentaba por primera vez al Éibar, y a lo que eso conlleva: Ipurúa.  Nuno recuperó la formación con la que remontó el partido de Copa del Rey frente al Rayo Vallecano. Una 3-5-2.  Mustafi, Otamendi y Orbán formaban la línea de tres defensas, Parejo y Javi Fuego eran los medio centros y Negredo y Alcácer se colocaron como la dupla atacante. Nuno perdía amplitud en el ataque pero no le importaba, ganaba verticalidad y a un hombre más para luchar los balones en largo.

Durante la primera parte, la intensidad en el medio del campo favoreció un aumento desesperante para el aficionado de pérdidas de balón. Piovaccari fue el único osado que pretendió destruir esa ley que parecía prohibir molestar a Irureta y a Diego Alves. Pasado el cuarto de hora de juego, el italiano pisó la esquina derecha del área y con la diestra dibujó una trayectoria curva tan bella como peligrosa. Alves realizó la estirada y mandó el balón a córner.B5VD5Y_IcAAXMw9

El gol de Alcácer fue un regalo navideño y llegó cuando el Éibar estaba haciendo su mejor juego. A la media hora de juego, el equipo vasco saca mal una jugada a balón parado y permite la contra del equipo che. De Paul la pone en largo para Piatti, parece que Boateng va a cortar el pase pero se la come y le da al aire. Eso le permite al argentino encarar a Irureta, sin embargo, el último control se le va largo e Irureta está muy cerca de llegar al balón, para fortuna de unos y desgracia de otros, el rechace favorece al atacante que al final la cede para que Alcácer se reencuentre con el gol.

El resto de la primera mitad y la segunda parte fue un café aguado, un abrigo sin botones, un árbol sin hojas. Minutos de lucha, pero no de fútbol. La maraña que había desaparecido durante algunos minutos volvió. Y con más fuerza. Nuno sacó a Gayà y a Barragán. Sabía que en Ipurúa no iban a marcar un segundo gol. Se parapetó y durmió el encuentro. El Éibar pudo haber empatado. Pero Capa no consiguió conectar un balón que tenía franco para reventar las redes. Al final, el Valencia no necesitó demasiado fútbol para ganar, sólo aprovechó el único error que el Éibar cometió para ponerse un punto por encima del Sevilla y dormir, así, cuarto clasificado de la Liga.

 Ficha técnica

Eibar: Xabi Iruretagoinea; Bóveda (Capa, m. 77), Albentosa, Raúl Navas, Lillo; Boateng, Dani García; Manu del Moral (Lekic, m. 68), Arruabarrena, Saúl Berjón (Abraham, m. 46); y Piovaccari.

Valencia: Diego Alves; Orban, Otamendi, Mustafi; Feghouli (Barragán, m. 58), Javi Fuego, Dani Parejo, Piatti (Gaya, m. 70); R. de Paul (Rodrigo, 90); Negredo, y Paco Alcácer.

Gol: 0-1. m. 30. Paco Alcácer;