Inicio Portada Real Madrid 2-0 San Lorenzo: Campeones del mundo

Real Madrid 2-0 San Lorenzo: Campeones del mundo

557
0
Compartir
Sergio Ramos
Foto: vía Diario As

El Real Madrid se ha impuesto por 2-0 a San Lorenzo en un partido que a pesar de la dureza de los argentinos no pudieron frenar el gran momento de los madridistas. El Mundialito ha supuesto la guinda a un año espectacular después de conseguir la Copa, la Champions y la Supercopa de Europa.

El San Lorenzo de Almagro tenía clara la estrategia desde que supo que estaría en la final frente al Real Madrid. Su entrenador lo avisó durante la semana y algunos jugadores también. Impusieron un juego duro, al límite de la intensidad dejando claro a su rival desde el principio que no le dejaría sentirse cómodo. Kroos y Cristiano Ronaldo fueron los jugadores peor parados de los primeros minutos sufriendo en sus piernas las entradas de los argentinos.  A pesar de la dificultad Benzema pudo adelantar al Madrid muy pronto si en su intento de disparo no hubiese clavado la bota en el césped.

Cualquier cosa que se viese parecida a fútbol durante la primera parte es pura casualidad ya que el juego estuvo más tiempo interrumpido que en movimiento. El árbitro, que sabía que se la jugaba después de toda la polémica, no quiso perder el control del partido y paró el juego en innumerables ocasiones para pedir calma y abroncar a algún jugador. El juego intenso hizo que San Lorenzo estuviese cada vez más cómodo y provocó desconcierto en el Real Madrid. Como ocurriese en la final de la Champions apareció la cabeza de Ramos para marcar el primer gol a la salida de un córner. El sevillano sacó toda su rabia en la celebración y calmó a los madridistas con la ventaja. Antes de llegar al final de la primera parte Marcelo se retiró lesionado.

bale
Foto: vía Diario As

La segunda parte no calmó el juego de San Lorenzo y el Madrid continuaba en su empeño de tejer una jugada que diese otro gol. No hubo que esperar mucho para ver ese gol, llegó de las botas de Gareth Bale mientras los jugadores de San Lorenzo pedían un fuera de juego que no existió. La caraja de la jugada fue tal que hasta el portero se tragó un balón perfectamente parable, cosas del fútbol.  El resto del partido fue de idas y venidas con un Madrid relajado y en busca de algún gol más, sobre todo el de Cristiano Ronaldo y el San Lorenzo que conforme pasaban los minutos bajaba más los brazos y se rendía al nuevo campeón del mundo de clubes.