Inicio Opinión Jairo Fraguas Don Alfredo Di Stéfano usted se merecía ver esto

Don Alfredo Di Stéfano usted se merecía ver esto

252
0
Compartir

EFE Real Madrid Campeón Copa de Europa DécimaEl último fin de semana del año ya está aquí, la gente se prepara para vivir otra vez el momento de las campanadas y los besos. Llega el momento en el que todos, o casi todos, hacemos balance de lo que ha sido el año y si se puede mejorar de cara al siguiente. El fútbol al igual que muchos está de vacaciones y es hora de reunirse en los despachos y valorar el año que se va y aún más importante, preparar el que está a punto de llegar.

En las oficinas del Real Madrid cualquier balance o valoración es positiva en este año que termina y la razón más grande se encuentra en el banquillo. La llegada de Carlo Ancelotti ha sorprendido a todos, incluso a aquello que deseaban que viniera. Tras la marcha de un entrenador con la personalidad de José Mourinho era difícil imaginar el éxito que lo predeciría, hasta el mismo Ancelotti estará sorprendido por haber completado un año tan fantástico y casi perfecto. El madridismo llevaba años buscando un capaz de conseguir la Champions, la docena de años sin alzarse campeón esta competición estaban pasando factura al equipo y al club.

Por fin y tras completar una Champions perfecta los ojos de los aficionados se volvieron a iluminar con Iker Casillas levantando la orejona en el Estadio da Luz de Lisboa.  Aquel día, el 24 de mayo de 2014, se escribió una de las páginas más gloriosas de la historia del club madridista. No exagero, piensen, el Atlético de Madrid es casi con toda seguridad el segundo equipo con el que el Real Madrid tiene más rivalidad después del FC. Barcelona. Cualquiera imaginando la Champions perfecta hubiera situado a alguno de esos dos equipos en la final siendo derrotado por su equipo. Bien es cierto que el partido fue de infarto, ¿ahí reside el toque épico del triunfo no? Hasta el minuto 92 el Atleti era campeón y el Madrid iba a perder su ‘décima’ a manos de su gran ‘enemigo’.

real madrid Cuando las prisas apretaban apareció Sergio Ramos abriéndose paso entre futbolistas y conectó el cabezazo más importante de toda su vida, el que daría la vida a su equipo cuando estaba a punto de morir. El resto del partido ya se lo saben, la prórroga machacó el marcador y la Champions volvía a viajar a la Cibeles doce años más tarde. Ese título ha sido el más importante del año y de la última década para el club y gracias a él también consiguió la Supercopa de Europa y el recién estrenado Mundialito de Clubes. No me olvido de la Copa del Rey, quizá el trofeo menos vistoso de todos pero nadie podrá olvidar la carrera de Bale por la banda izquierda que dio la victoria ante el Barça.

La temporada ha sido muy buena pero no perfecta, la Liga quedó como asignatura pendiente para esta temporada. Los blancos tuvieron un papel discreto, quizás ya centrados en Europa, quedando en tercera posición. Por lo demás casi todo sigue igual, Casillas está a punto de hacer las paces con su afición después de dos o tres años de hostilidad y relación rota entre ambos. Cristiano Ronaldo sigue poniendo imposible a los demás hacerle sombra y salvo sorpresa ganará su tercer Balón de Oro el próximo 12 de enero en Zúrich.

Lo más negativo llegó el  7 de julio de este 2014, la vida de  Alfredo Di Stéfano llegó a su fin después de haber hecho grande al fútbol y más aún al Real Madrid.   La leyenda más grande del club blanco se despidió de todos nosotros siendo el presidente de honor de la entidad, un cargo que será suyo para siempre. No quiso irse sin ver al club de su vida levantar de nuevo la Champions. Vivió por y para el fútbol y el día de su adiós este deporte se puso de luto para despedirlo por última vez. Don Alfredo, usted se merecía ver todo esto.