Inicio 1ª División Real Sociedad 1-0 Barça: Año nuevo, mismos errores

Real Sociedad 1-0 Barça: Año nuevo, mismos errores

359
0
Compartir
Imagen vía marca.com
Imagen vía marca.com
Imagen vía marca.com

El Barça cayó derrotado en su primer partido del 2015 ante la Real Sociedad, a la que le valió el solitario tanto de Jordi Alba en propia puerta en el minuto uno del encuentro. El conjunto de Luis Enrique -que dejó en el banquillo a Neymar y Leo Messi- dejó escapar una gran oportunidad de recortarle puntos al Real Madrid, que perdió por 2-1 en Mestalla. Rulli fue el héroe de la victoria local al salvar el empate en numerosas ocasiones en una segunda parte en la que el conjunto azulgrana realizó un asedio continuo a la portería del equipo blanquiazul. Al Barça le faltó profundidad, en la primera mitad, y puntería, en la segunda.

El primer partido del año no pudo empezar de mejor forma para la Real Sociedad. Cuando apenas el reloj marcaba el minuto de juego se le puso el choque de cara. Un centro de Sergio Canales, de esos que llevan veneno, fue desviado por Jordi Alba con tan mala fortuna que acabó en el fondo de su propia portería. El comienzo soñado para los locales, que se encontraron, casi sin querer, con el 50% del trabajo hecho. Los de David Moyes ya “solo” tenían que defender.

El Barça, consciente de que quedaba casi un partido entero, no tenía prisa por lograr el empate. O por lo menos no lo demostró. Las posesiones interminables de los azulgranas no daban ningún miedo a los locales, que se encerraron atrás e intentaron salir a la contra, pero no conseguían dar más de dos pases seguidos. El primer disparo del Barça fue en el minuto 24 de partido, cuando Luis Suárez asistió a Pedro y el canario la mandó a las nubes mientras se caía. Dos minutos después fue Montoya el que llevó el peligro a la portería defendida por Rulli, pero su centro no encontró rematador.

A falta de quince minutos para llegar al descanso el partido comenzó a animarse. Primero fue una clara mano de Iñigo Martínez en el área que el colegiado no entendió como voluntaria, por lo que no señaló el punto fatídico. La Real reaccionó y estuvo a punto de marcar en los minutos 32 y 35. Una buena conexión entre Canales y De la Bella acabó en centro del lateral al que no llegó Xabi Prieto por el continuo agarrón de Jordi Alba. Canales, que trajo loca a la defensa visitante, fue de nuevo el protagonista de la siguiente jugada. El mediapunta sentó a Montoya y realizó un disparo que encontró la respuesta de Claudio Bravo. El guardameta, que volvió al que fue su estadio, salvó al Barça en esta ocasión de irse al descanso con una desventaja mayor.

Luis Enrique se dio cuenta de que había tirado 45 minutos y dio entrada a Messi por Munir. En la primera pelota que tocó el argentino creó peligro, pero no pasó a más, en la segunda llegó un tiro de Luis Suárez que Rulli atrapó sin peligro. El empuje inicial del Barça tras la estadía se detuvo y la Real comenzó a tener posesiones más largas que en la primera mitad. En una de ellas estuvo a punto de sentenciar el partido. Claudio Bravo se comió un centro desde la izquierda del ataque local y Xabi Prieto remató alto ante la oposición de Jordi Alba.

Luis Enrique siguió recomponiendo al equipo y dio entrada a Neymar en lugar de Pedro. La entrada del brasileño revitalizó el ataque azulgrana. Una conexión entre Messi y Neymar estuvo a punto de acabar en empate, pero Leo no pudo culminar la jugada. Los visitantes comenzaron a encerrar a la Real, que echó atrás y se dedicó a achicar agua. El juego del Barça comenzó a ser profundo, pero los locales contenían una y otra vez las acometidas culés. Xavi pudo marcar el tanto del empate tras una buena jugada entre Jordi Alba e Iniesta, pero el remate del catalán fue muy inocente.

Luis Suárez tuvo la oportunidad más clara del partido al plantarse solo ante Rulli tras recibir  una genial asistencia de Xavi, pero el guardameta leyó el regate del uruguayo y salvó el empate. Un minuto después volvieron a aparecer los mismos protagonistas. El portero local se convirtió en héroe al parar un remate de cabeza de Suárez a bocajarro. Neymar protagonizó la última jugada del partido al quitarle el balón a Rulli cuando se disponía a sacar de puerta, pero el colegiado decretó falta.

La Real supo parar el ritmo del partido con continuas perdidas de tiempo que acabaron por desesperar al Barça, que ya no tuvo tiempo para evitar la derrota y comienza 2015 de la peor forma posible. Luis Enrique  sorprendió a propios y extraños con una suplencia que acabó costándole bastante caro, la de Messi y Neymar. Lo más destacable de los azulgranas fue, como casi siempre, la entrega de Javier Mascherano, que estuvo omnipresente.  La Real se confirma como el matagigantes de la Liga al vencer al Real Madrid, al Atlético y al Barça. Un triplete de lujo para un equipo que esta temporada lo está pasando mal.