Inicio Opinión José Ramón Torres La rotonda de Valdebebas

La rotonda de Valdebebas

695
0
Compartir

imagesJosé Ramón Torres.- Ahora que la DGT nos cuenta que se va a llevar casi todos los radares a las carreteras secundarias, me surge una pregunta; ¿porqué no ponen un par de ellos en los accesos a los campos de entrenamiento de los Clubes de fútbol?

La sugerencia es utópica y ciertamente puede ser considerada como un sinsentido, pero si reflexionamos sobre las imágenes que vemos a diario en las televisiones y en las redes sociales quizás no lo sea tanto.

España es un país de rotondas, esas enormes circunferencias coronadas por amasijos de hierro que se retuercen queriendo expresar algo que muy pocos entienden y cuyo coste económico es difícilmente justificable en todos los sentidos. Como el fútbol en sí. Como los amagos de adelantamientos, los acelerones, los frenazos de esas moles de coches con más caballos que un ejército napoleónico.

Los medios de comunicación mostramos lo que llama la atención, o dicho de otra forma, lo que “vende”. Por eso, la rotonda y la recta de entrada a la Ciudad Deportiva del Real Madrid se han convertido con el paso del tiempo en un lugar de culto, en un epicentro informativo y lo que es peor, en una pista de carreras en la que los “pilotos” exhiben sus “mejores” dotes automovilísticas.

Ver el nuevo modelo de coche de Ronaldo, el acelerón al salir del entreno de algunos, los “pseudo-piques” cual Hamilton y Alonso, las continuas “pisadas” de la línea continua que separa esos dos carriles de acceso, la ausencia de intermitentes…¿Aburre o entretiene?

Si no ponen radares o no se va allí una patrulla de la Benemérita, sugiero a los compañeros que cubren la salida de Valdebebas que se lleven un “chisme” que mida la velocidad que pueden alcanzar esos trastos. Así nos volveremos a reir.

No os enfadéis madridistas. Por supuesto que hay muchos otros futbolistas de otros clubes a los que han pillado conduciendo sin cinturón, “debatiendo” con la Policia Local, llevando a los críos en brazos dentro del coche…A veces hay multas y todo. Calderilla.

¿A dónde quiero llegar con esta reflexión “rotondil”? Pues muy simple. ¿Son estas escenitas un ejemplo para los más jóvenes? ¿Están los futbolistas “al margen de la ley”? ¿Puedes ir por la vida de subidito y creer que eres inmune a todo? Seguro que hay tantas opiniones…como rotondas.