Inicio Copa del Rey Espanyol 0-2 Athletic de Bilbao: Habrá final de reyes

Espanyol 0-2 Athletic de Bilbao: Habrá final de reyes

555
0
Compartir

1425495244_573438_1425505568_album_grandeEl Bilbao se impuso esta noche al Espanyol en Cornellà tras una gran primera parte. Aduriz y Etxeita hicieron los dos goles del conjunto vasco durante los primeros 45 minutos que dejaban a los periquitos prácticamente sentenciados. Bilbao y Barcelona, los dos equipos que más veces se han hecho con el título, serán los dos protagonistas de la final de la Copa del Rey.

El conjunto entrenado por Sergio llegaba al duelo con cierta ventaja tras el empate a uno conseguido en San Mamés, lo que hacía que en Barcelona se volviera a vivir una noche de sueño y esperanza en la que tanto equipo y afición querían volver a meterse en una final. No pudo ser así. Los leones no dieron posibilidades al rival y dejaron claro desde bien temprano que venían a dar guerra. A los quince minutos, Aduriz adelantaba a los suyos y les ponía por delante en el global tras un rechace de la defensa espanyolista que ponía lejos del alcance del portero con un gran disparo raso y colocado desde la frontal. El Athletic dominó en toda la primera mitad y el Espanyol parecía no haber saltado todavía al terreno de juego.

Antes del descanso, Etxeita vertía un jarro de agua fría sobre los periquitos con el segundo tanto. Cuando todo parecía encaminado al final de la primera mitad, el central vasco aprovechaba un saque de córner para, de cabeza, prácticamente sentenciar de cara a los segundos 45 minutos.

En la segunda parte, el Espanyol lo intentó algo más. Trató de hacerse con el control del balón y dominar el partido para originar ocasiones de gol, pero la losa de tener que hacer tres goles para clasificarse era demasiado pesada y no acabó de disponer de muchas oportunidades. Caicedo, que entró sustituyendo a Víctor Álvarez, tuvo la mejor con un derechazo desde la frontal que acabaría estrellándose en el palo tras rozar ligeramente Herrerín.

El portero titular hoy del Athletic, causó la única noticia negativa del partido. En una acción sin peligro y totalmente sólo acabó lesionado y tuvo que ser sustituido entre lágrimas al ver que no podría continuar.

Poco más para el Espanyol, que se estrelló ante su propia sombra una y otra vez y se vio superado por un gran Athletic en todos los aspectos casi de principio a fin. Tras un global de 1-3 para los leones, pasan a la final en la que ya les esperaba un Barcelona que había hecho los deberes ante el Villarreal.