Inicio Real Jaén Cacereño 1 – 0 Real Jaén: Los jienenses caen ante el antifútbol

Cacereño 1 – 0 Real Jaén: Los jienenses caen ante el antifútbol

330
0
Compartir

El Real Jaén cayó en Cáceres en un partido del que apenas se llegaron a disputar 45 minutos. El Cacereño consiguió adelantarse, gracias a un tanto de Carreño, a los pocos minutos de partido y desde entonces su juego consistió en echar los balones fuera del campo y hacer alguna contra de vez en cuando. El colegiado del encuentro permitió el despilfarro de tiempo de los locales que lo hicieron con una desvergüenza asombrosa.

Comenzó el partido con las cartas sobre la mesa. El papel de director del partido le toco al Real Jaén que tuvo que llevar el ritmo del encuentro y arriesgar. Los extremeños por su parte se dedicaron a cerrar filas frente a su portería y a esperar que algún contragolpe diese fruto. Y vaya si lo haría. Ni diez minutos se llevaban transcurridos cuando Valverde puso un centro medido para Carreño que mandó el primer tanto al electrónico con un inapelable testarazo.

Desaparecieron los recogepelotas y se reía el delegado de campo del Cacereño ante tan descarada y ruin estrategia. En muchas ocasiones el colegiado tuvo que pedir un nuevo balón debido a que los jugadores locales embarcaban literalmente los esféricos y nadie se molestaba en ir a por ellos. A todo esto el Jaén se enfrascó en ataque y acabó cayendo en su juego. Desesperados los de Berges tuvieron que soportar las continuas burlas del delegado de campo extremeño quien parecía disfrutar con la vergonzosa actitud de su equipos.

Las batallas dentro del terreno de juego fueron tremendas y el juego es que ni hizo el esfuerzo de aparecer. Pasaron los minutos y sin que balón apenas hubiese tocado el césped se llegó al minuto 90. Entonces llegó la gota que colmó el vaso. Un jugador del Cacereño se tiró al suelo y entró el fisio a atenderle. El árbitro les pidió por activa y por pasiva que abandonasen el terreno de juego pero para pitorreo de la grada no es que no lo hicieran sino que demoraron aún más la operación. Cuando por fin ya parecía que iban a salir del terreno de juego el trencilla decidió que había llegado su momento. Amarilla para el jugador y otros 40 segundos tirados a la basura. El resultado de la «lesión» fueron 2 minutos y medio del añadido que no se jugaron.

Sacó el Jaén un falta cuando al fin pudo reanudarse el juego. El rechace acabó a  los pies de Brian que se encontraba en la frontal del área. Y cuando el jugador jienense iba a tirar el árbitro pitó el final del encuentro culminando su bochornosa actuación acorde con un choque igual de lamentable.