Inicio 1ª División Sevilla FC 2-1 Zenit: Denis aventaja al Sevilla en la eliminatoria

Sevilla FC 2-1 Zenit: Denis aventaja al Sevilla en la eliminatoria

503
0
Compartir
Foto: UEFA

El Sevilla ganó (2 – 1) ante el Zenit de San Petesburgo tras remontar un gol de Ryazantsev en la primera parte. El Sevilla  puso todo de su parte para no dejar pasar este partido y Bacca y Denis Suárez terminaron por dar ventaja en estos primeros 90 minutos de cuartos de final de la Europa League.

Foto: UEFA
Foto: UEFA

Un partido difícil para los de Nervión, aunque no imposible. El Zenit, un rival de los duros en estos cuartos de final, llegaba a la ciudad andaluza con algunas bajas, cosa que no supuso ningún impedimento para presentarse en este duelo de altura. El Sevilla, que venía de empatar contra el Barça en Liga, volvía a jugar en casa, con su afición y con la ilusión que provoca Europa League a los hispalenses, la competición que toman como suya. Rodó el balón y, como era de esperar, el Sevilla tomó las riendas del partido.

La fuerza y las ganas duraron 15 minutos, lo que tardó el Zenit en situarse en el césped del Ramón Sánchez Pizjuán. Los hombres de Villas-Boas mantenían un orden impecable, sin espacios para un Sevilla que, cuando lo intentaba, se daba de bruces con su rival. Además, los de Unai tuvieron también que estar atentos en defensa porque el Zenit llegaba al área de Sergio Rico con mucho peligro, incomodando a la defensa y al cancerbero hispalense. El perfil de dominador que mostró el Sevilla en los primeros diez minutos se diluyó y dio paso a frustración. Los visitantes, cada vez más cómodos, veían como el gol no tardaría en llegar, con ocasiones claras sólo impedidas por Sergio Rico, el Zenit terminó por abrir la lata del marcador en el minuto 29, con un gol de Ryazantsev, que aprovechó un rechace del portero sevillista para hacer el primero de la noche.

El descanso parecía la mejor solución para los de Emery, que estaban pasando apuros sobre el césped. Aunque se animaron en ataque, el resultado seguía siendo el mismo: una y otra vez chocaban contra su rival. Sin espacios el juego se hacía imposible en el área rusa y los visitantes aprovechaban para hacer unas contras envenenadas que ahogaban los corazones de la afición sevillista. Sin más daños que lamentar, el partido llegó al ecuador con el 0 – 1 en el marcador.

Llegó la segunda parte y el Sevilla de los primeros 45 minutos se quedó en el vestuario. Emery no tardó en hacer los cambios, entró Denis y M’Bia al verde para poner el juego que necesitaba el equipo, la cosa estaba cambiando y, ahora sí, el Sevilla estaba dispuesto a dominar el partido en lo que restaba de reloj. Los hispalenses apretaban y la defensa rusa tuvo que meter también una marcha más. El peligro ahora residía en el área visitante, aunque los de Villas-Boas seguían aprovechando todas las oportunidades que surgían en contras, encontrándose una y otra vez a un Sergio Rico inamovible.

Al equipo de Emery le estaba faltando la definición. Con la entrada de M’Bia y Suárez, la circulación de balón mejoró, con Banega y Krychowiak el peligro estaba asegurado, pero faltaba alguien para definir. Bacca entró al césped y el gol no se hizo rogar demasiado. En el minuto 72, el gol que tanto estaba mereciendo el Sevilla en esos momentos llegó. Bacca aprovechó un córner que remató a placer para batir a Lodigin y poner las tablas en el marcador.

El partido parecía haber empezado de nuevo. El Sevilla no se cansó de buscar el segundo y las oportunidades no faltaron. Una tras otra, el balón se perdía por línea de fondo o chocaba en la defensa rusa, pero siempre con la intención de ser el segundo gol sevillista. Tras este asedio, y en la recta final de partido, fue Denis Suárez el que dio la victoria a su equipo. Además, con un golazo de volea que recogía desde un saque de esquina. Imparable para el portero de Zenit que no llegó a detener el esférico. Nervión se caía y el equipo se animaba. Ya con el 2 – 1 en el marcador, el tercero estuvo a nada de materializarse. Bacca, de hecho, se quedó solo ante el portero en el descuento, y cuando el Sevillismo gritaba ‘gol’, el balón botó de una forma extraña y no llegó a su destino, siendo intervenido antes por un defensa visitante.

Sin más que decir, el Zenit pedía la hora y ya piensa en el partido de vuelta del día 23, donde recuperará a sus bajas y jugará la vuelta en casa, con los suyos. Mientras tanto, el Sevilla duerme con la ventaja del 2 – 1 que le dio Denis Suárez en el minuto 87, y con la mirada también puesta en Rusia, donde tendrán que dar lo mejor de sí mismos si quieren llegar a la semifinal de ésta, su competición.