Inicio 1ª División Sevilla FC 2-3 Real Madrid: Cristiano encuentra la llave de Nervión

Sevilla FC 2-3 Real Madrid: Cristiano encuentra la llave de Nervión

321
0
Compartir

El Real Madrid ganó (2 – 3) al Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán gracias a un hat-trick de Cristiano Ronaldo. Por parte local, los jugadores que se encargaron de recortar distancias y colocar el definitivo 2 – 3 en el marcador fueron Carlos Bacca, de penalti, e Iborra en los últimos diez minutos del partido.

Foto: Sevilla FC
Foto: Sevilla FC

Cantaba Nervión con el corazón en la mano. Sentimiento, puro sentimiento entonaban las gargantas sevillistas en el Pizjuán. En frente, no cualquier rival, sino un Real Madrid que se jugaba la Liga mano a mano con el Barça. Los tres puntos de hoy eran más que obligatorios para los de Ancelloti sabiendo que su rival más directo sí los había sumado en Córdoba. El Sevilla, por su parte, también tenía que sumar. Con el Valencia ya alcanzado, ahora el objetivo era dejarlo atrás y perseguir esa tercera plaza que tiene en propiedad el Atlético de Madrid. El Sevilla, con su temporada, se puede permitir soñar a lo grande.

Rodó el balón y el Sevilla se adjudicaba el primer córner. La presión del Sevilla se extendió a lo largo y ancho del césped. La tensión que se vivía rozaba el límite y el Madrid apretaba. El Real Madrid fue el que empezó el mano a mano, Cristiano Ronaldo, como si no fuera con él la cosa, encontró la primera ocasión del partido que se perdía por encima del travesaño. Ésta no fue suficiente y quiso volver a intentarlo, el portugués volvió a atacar y ahora se topó con un Sergio Rico muy seguro de sí mismo.

Estaba fuerte el Madrid, pero la defensa del Sevilla también supo mantener el tipo, de hecho, los de Unai estaban tan metidos en el partido, que fueron capaces de cambiar los papeles. Si las dos primeras ocasiones del partido fueron blancas, las sucesivas se tiñeron blanquirrojas. El juego de ataque hispalense daba sus frutos. Bacca, Banega, Reyes y Aleix Vidal se asociaron de tal manera que su único impedimento de cara a la portería fue la mala fortuna. Lograron colocarse solos frente a Casillas, pero la falta de puntería hizo que el marcador no se moviera de ese empate a 0.

Cuando mejor estaba el Sevilla, Krychowiak sufrió un choque con Sergio Ramos y tuvo que retirarse a la banda a ser atendido por, probablemente, una fractura en el tabique nasal. El Sevilla con 10, y el Cristiano con ganas de poner el partido de su parte fue la mezcla perfecta para que el 0 – 2 llegara más pronto que tarde. El primero del portugués llegó en el 36. Pase de Isco y un cabezazo cruzado del ‘7’ del Madrid que superaba a Sergio Rico daba ventaja a los blancos. El segundo llegó cuando los locales aún estaban asimilando el primero. Centro de James que prolonga Chicharito y CR7 aprovecha la salida de Rico para batirlo. 0 – 2 en el Pizjuán antes del 40.

La primera parte estaba casi vista. Y si digo casi es porque hasta el minuto 47 no se dijo todo lo que se tuvo que decir. Ramos cometía un penalti sobre Aleix Vidal. La oportunidad del Sevilla para meterse de nuevo en el partido. Fue Bacca el que ató los cabos. Se colocó ante Casillas y sin dudar puso el 1 – 2 antes de dirigirse a los vestuarios.

Con el partido aún por cerrar, los jugadores volvieron al terreno de juego como si volvieran a empezar. El gol de Bacca antes del descanso devolvió la fe y el Sevilla se encargó de ensalzar su casta y coraje. Minuto 49 y ocasión de M’Bia. El Sevilla apretó de lo lindo en la portería de Casillas. La defensa merengue tuvo que emplearse a fondo para evitar males mayores pero, lo cierto, es que el mayor culpable de que el marcador se mantuviera fue de la mala fortuna de cara a gol.

Los de Ancelloti tampoco iban a bajar los brazos, Cristiano quería más y buscaba el tercero. Pero faltaba apoyo, ahí fue cuando el técnico italiano movió ficha y revolucionó a su equipo. Entraba Bale por Chicharito y CR7 encontró a su complemento perfecto. Minuto 69 y el Madrid ponía tierra de por medio marcando el 1 – 3 en el marcador, de nuevo, gol de Cristiano Ronaldo. Esta vez firmó un auténtico golazo de cabeza que sorprendió a Sergio Rico por el segundo palo. Indiscutible.

Ahora sí, aunque el Sevilla apretara, el Madrid se encontraba cómodo. Con Kroos, CR7 y Bale, el Madrid encontró tranquilidad en el ataque y el Sevilla seguía perdido tras el golazo de Cristiano. Ahora era el turno de Emery, el técnico hispalense tenía que mover ficha y se decantó por retirar a Krychowiak y meter a Iborra en el terreno de juego. El efecto fue instantáneo. En cuanto el jugador sevillista pisó el terreno de juego, en el minuto 79, llegó el definitivo 2 – 3 del partido. Jugada de Aleix Vidal y Denis Suárez que terminan por asistir al recién incorporado Iborra para que mande al fondo de la red un balón cruzado. Había partido.

Ahora era la hora de Nervión. Quedaban diez minutos de partido y el Sevilla acechó la portería de Iker Casillas como si no hubiera mañana. Oportunidad tras o oportunidad ninguna llegó a materializarse, el tiempo corría en su contra y, finalmente, el marcador terminó por quedarse tal y como estaba. 2 – 3 que daba la victoria al Real Madrid pero que reconocía la voluntad y el esfuerzo de un Sevilla que no se rindió hasta que el colegiado pitó el final del encuentro.

Con este resultado el Real Madrid se mantiene pisando los talones al equipo de Luis Enrique y el Sevilla tratará de conseguir de nuevo esa preciada cuarta plaza de Liga de Campeones. Todo por decidir cuando quedan tres jornadas de Liga BBVA, una recta final que decidirá todo lo jugado desde agosto y lo que deparará para la siguiente campaña.