Inicio Portada Juventus 2-1 Real Madrid: La Juve tapa la boca del Madrid

Juventus 2-1 Real Madrid: La Juve tapa la boca del Madrid

262
0
Compartir
Morata
Foto: Diario As

La Juventus ha ganado el primer duelo de las semifinales por 2-1 al Real Madrid gracias a los goles de Morata y Tévez, los blancos se aferran al gol de Cristiano para la vuelta. La experiencia del fútbol enseña que jamás se puede minusvalorar a un rival y mucho menos cuando te vas a jugar pasar a la final de la Champions League. La Juventus venía con el cartel de equipo más fácil para estas semifinales y terminaron convirtiendo en un infierno este primer partido de las semifinales para el Real Madrid. Los blancos quedaron condenados por dos factores; la posición de Sergio Ramos como mediocentro y la horrible noche de la defensa.

Nadie mejor que Ancelotti debería saber del potencial del juego italiano, el Juventus Stadium rugió a los suyos desde el primer minuto y los jugadores devolvieron esa motivación con intensidad y ganas de pasar por encima a su rival. Las dudas de la primera parte murieron con la penosa imagen de la segunda para un Real Madrid que tendrá que ganar en el Santiago Bernabéu para estar en Berlín el próximo 6 de junio.

La primer parte fue el reflejo de un equipo que quería demostrar que a semifinales no se llega por casualidad, azar o suerte. La Juventus de Turín impresionó con su juego de ataque y presión arriba cuando todos pensaban que iban a aparcar el autobús delante de la portería de Buffon. Los locales percibieron desde el principio que no iba a ser el día de Sergio Ramos en el centro del campo y jugadores como Vidal y Tévez se aprovecharon de ello ganando las espaldas a su antojo. Así vino el primer gol de la Juve, el destino tenía reservado ese gol para la reivindicación de un Álvaro Morata que no celebró el gol pero que desató la locura en las gradas de la ‘Vecchia Signora’. El gol tempranero no era más que la recompensa al dominio aplastante que ejercieron los locales los primeros 20 minutos de la primera mitad.

A partir de ese momento el Madrid se asentó en el terreno de juego y fue dominando cada vez más el juego a la vez que la Juve bajaba el ritmo físico de los anteriores minutos. El Madrid abrió el camino de la esperanza en el 27 con una jugada de James y remate posterior de Cristiano para poner el empate en el marcador. El equipo era consciente de la importancia de marcar fuera de casa y se hizo aún más consciente con el paso de los minutos.

Cristiano Ronaldo
Foto: Diario As

La segunda parte fue una versión aún peor del Madrid de la primera. Carvajal y Marcelo hacían aguas en cada jugada por las bandas, Pepe y Varane se molestaba en cada corte de balón y Ramos estaba en ninguna parte. El mal partido de Carvajal culminó con un penalti infantil sobre Tévez. Esta jugada vino de un córner a favor del Madrid que acabó con un contragolpe de Tévez y Morata contra Marcelo y Carvajal. Fue el delantero argentino quien salió victorioso de ese duelo provocando y transformando él mismo el penalti. A pesar de la cantidad de minutos que quedaban por delante el Madrid estaba seco, sin ideas y mucho más aún cuando Ancelotti quitó del campo al único jugador que estaba ofreciendo algo más que el resto, Isco Alarcón.  Por su parte Allegri reforzó la defensa con la entrada de Barzagli, situando una defensa de tres centrales. El Madrid se empeñó en vano en buscar el empate a través de centros con una defensa tan sólida como la de los italianos.

El resultado fue justo con quien aportó más sobre el césped y en algunos tramos hasta corto con la Juventus. De nuevo, todo se decidirá en el Santiago Bernabéu.