Inicio FC. Barcelona FC Barcelona 3-0 Bayern Munich: Messi es imparable

FC Barcelona 3-0 Bayern Munich: Messi es imparable

278
0
Compartir

messiBatalla de gigantes. Duelo de enemigos íntimos en el Camp Nou. Un Bayern que ya le metió siete al Barcelona y que hoy comandaba uno de los personajes más queridos en todo Barcelona. Tuvo que hacer malabares Pep ante la plaga de ausencias, y le salió bien en el primer asalto, anulando por completo el centro del campo blaugrana. Busquets, una de las que fue las “niñitas” de Guardiola, no existió en la primera mitad. Un marcaje que no es raro ver en Messi, Suárez o Neymar. Sin embargo el técnico catalán atacó a la sala de creación, donde más duele a los culés. Pero fue Messi, el alfa y el omega, el principio y el fin del Barcelona. El que volvió a poner patas arriba al Camp Nou, con una actuación Messiánica, digna de nadie. Si el argentino no había marcado nunca en una semifinal de Champions hoy se volvió a coronar en Europa. Neymar cerró la goleada y puso la directa hacia la final de Berlín.

El Barça fue talando el muro bávaro poco a poco, sin el dominio del que suele hacer gala pero llegando con cierta facilidad a los dominios de Neuer. Suárez tuvo el primero muy ponto, en un mano a mano que el tallo alemán se encargó de desbaratar con la punta de su bota derecha. Neymar probó suerte a los pocos minutos con un remate mordido dentro del área que casi sorprende al portero del Bayern.

Los de Pep llegaron a dominar la posesión en varios tramos del choque, pero sin llegar a hilar una jugada elaborada. Fue en los contragolpes donde los alemanes tuvieron su principal chance. El enmascarado Lewandowski fue el más destacado de los bávaros, pues de sus botas nació la más clara para los suyos. Un centro envenenado de Müller encontró destinatario en el ex del Dortmund, que no golpeó bien en área pequeña.

Ante la “ausencia” de Busquets fue Rakitic quien llevó las manijas en el centro del campo, oxigenando por banda y encontrando en Neymar y Alves a sus mejores socios. Messi, del que dijo Guardiola era “imparable”, empezó a hacer de las suyas, caracoleando en las inmediaciones del área y dejando atrás a defensas blancos.

Se pudieron marchar los culés con ventaja al descanso, pero Neuer echó el cerrojo a su portería. Fue Alves el que tuvo otro mano a mano tras el servicio de Iniesta, pero de nuevo el meta alemán sacó a relucir su bota para negar el primero al Barcelona. Neuer se volvía gigante y parecía poco menos que una utopía el hacerle un gol.

El Bayern salió en la segunda mitad maniatando al Barça, adelantando su línea defensiva y obligando a los de Luis Enrique a jugar en su propio campo. El reloj contaba y los de azul y grana se impacientaban, corriendo más que el balón y perdiendo la batalla en el centro del campo con los bávaros. Neymar lo intentó, mucho más fresco en la segunda mitad, driblando y trayendo de cabeza a la defensa alemana. Pero el Barça se quedaba en el casi. El 0-0 planeaba en el aire, hasta que apareció Leo.

messi

Imparable. Guardiola lo definió a la perfección. Y así fue. El 10 se puso el traje de imparable, como solo él sabe. Primero con un disparo desde fuera del área, muy parecido a aquel gol que le dio la cuarta Liga de Campeones al Barcelona. Neuer pasó de héroe a villano y Messi despejó el camino a Berlín. Tres minutos tardó en hacer el segundo. Boateng decidió sentarse, literalmente, y disfrutar del espectáculo de Messi, que la picó con suavidad para superar los 193 centímetros de Neuer. El Camp Nou fue un clamor durante varios minutos, solo se escuchaba una melodía que cada vez suena más fuerte, la de Messi.

Neymar mató definitivamente el partido y casi la eliminatoria. Nicola Rizzoli dejó seguir, y el brasileño se citó con Neuer en el descuento. Un mano a mano que el brasileño no falló y puso el 3-0 que ajusticia a los alemanes y les obliga a la heroica en su estadio. El partido acabó y el Camp Nou siguió llamando al ídolo, a Messi.