Inicio Polideportivo Baloncesto El Real Madrid vence a Olympiacos y reina en Europa (78-59)

El Real Madrid vence a Olympiacos y reina en Europa (78-59)

293
0
Compartir

basket 2Sandra Polska .-El Real Madrid ha logrado su novena Copa de Europa. El Basket ha dado al club una deseada y justa alegría. Han sido veinte años de espera y ensayos, de tiempos ganados y de oportunidades perdidas. Olympiacos  ha sido un digno rival, casi hasta última hora. Muy triste verle bajar los brazos en los segundos finales y elocuente gesto de impotencia de Spanoulis, con todo perdido, al lazar el balón de la desesperación contra Rudy Fernández. Los griegos lo intentaron todo, surgieron de un parcial en contra casi definitivo e hicieron amago de gesta, pero hoy el Real Madrid sabía que estaba ante su final, la de Laso, la de Reyes y, quizás hoy,  también la de Florentino Pérez.

La final de la Euroliga de Madrid tiene sabor doméstico y gusto a vino viejo esperado durante dos décadas. Ha habido mucho baloncesto este fin de semana en Madrid pero, sobre todo, imágenes que marcarán la historia de la Sección de Baloncesto del Real Madrid. Nocioni (MVP) ha demostrado cómo se puede tirar de un carro a base de experiencia, corazón y capacidad de liderazgo. Maciulis, Carrol…era como si todos los jugadores del Real Madrid quisieran dejar su huella personal en esta final. El Real Madrid fue delante, marcó distancias, corrió, evito el cuerpo a cuerpo ventajoso para los helenos y fue letal usando el triple.

Partido intenso, no vistoso, pero lleno de la ansiedad propia de una final con virtudes del rival que ambos equipos conocían. Frente al gran baloncesto del Real Madrid, su basket de sello propio y la efectividad mostrada a la hora de anotar de tres, estaba un conjunto griego con capacidad de reacción, choque brutal y con Spanoulis. Sin embargo hoy la estrella griega no estuvo y eso, quizás, fue determinante para los suyos.

El Madrid pudo haber dominado con más tranquilidad el partido cuando ganaba (40-29) a mediados del tercer cuarto pero los griegos quisieron poner pimienta en el pastel blanco. Solo fue un intento, hoy el Real Madrid sabía que estaba ante una cita histórica. Casi un minuto antes del final los griegos entregaron las armas y ante la incredulidad de los árbitros los madridistas celebraban el triunfo y los griegos evitaban correr y disputar en vano.

La fiesta empezó mucho antes de acabar el partido. Los griegos ya no estaban. Los testigos y los protagonistas de la final de hace veinte años, los que la ganaron y a los que se les ha preguntado incansablemente por aquella victoria hoy han dado el relevo a un equipo que se ha hecho a fuego lento. Tenían que ganar hoy para acuñar la marca “Real Madrid de Laso” lo han hecho con honor y suficiencia. Hoy el Baloncesto del Real Madri toma lugar en la historia y mucho oxigeno.