Inicio 1ª División Valencia 1-1 Celta: El Celta se queda sin Europa

Valencia 1-1 Celta: El Celta se queda sin Europa

201
0
Compartir

El Valencia saltó al césped de Mestalla con estudiado frenetismo. Un arranque de partido que atolondra al contrario y anima el graderío. Ataques verticales, acumulación de hombres en el área y extremos sin miedo a encarar a sus defensores. Estrategia que funcionó incluso contra el Atlético de Simeone. Difícil encontrar un equipo con mayor fortaleza mental.

Pero esta vez fue él quien acabó atolondrado. El tanto de Pablo Hernández, chepa mediante, convertía al Celta de Vigo en el tercer equipo que lograba adelantarse en Mestalla después de Real Madrid y Barcelona.

El gol destrozó al Valencia. Pasó con miedo y desconfianza el resto de la primera parte mientras que el Celta disfrutaba jugando en uno de los campos más difíciles de España.

El partido se vislumbraba rancio y tosco a pesar de la calidad de los jugadores sobre el césped.  Las únicas ocasiones llegaban de saques de esquina. Así hasta tres veces el Celta puso en apuros a Diego Alves.

El Valencia solo se olvidó de sus necesidades y sus miedos pasados los 40 minutos. Momento en el que Feghouli birló un balón, caracoleó un par de veces y filtró un excelente pase para Gayà. El lateral la centró rasa para Alcácer pero Sergio desbarató la ocasión.

El Valencia renació en la segunda mitad. Tanto en lo moral como en los táctico. Parejo impuso su tempo del partido y las ocasiones empezaron a llegar. Nuno quería hacer los deberes cuanto antes y no tener que jugársela en Almería en la última jornada.

Nuno quitó a Mustafi y metió a Negredo. El Valencia se volcó sobre el área de Sergio. Los ches atacaron más con cantidad que con calidad. Fallones por nervios o por prisa, pero no consiguieron enarbolar una buena jugada que levantara de sus asientos a los aficionados.

Solo logró marcar tras un fallo de Sergio. Parejo lanzó su falta y el bote le vino muy cerca al meta celeste y no logró retener la pelota. Otamendi, el más energético, llegó antes que los defensas para remachar a gol.

El partido, con el empate, multiplicó su ferocidad. El resultado no le valía a ninguno y tanto el Valencia, con más efectivos arriba, y el Celta, con sus tres delanteros a la que tuvieran, disfrutaron de ocasiones para deshacer el empate.

Ninguno de los dos lo consiguió. El Celta veía como el Athletic de Bilbao remontaba su partido en el último instante separándolo del séptimo puesto por cuatro puntos. El Valencia se queda con un punto más que el Sevilla. Los de Nervión se enfrentarán a un Málaga persiguiendo esa séptima plaza mientras que el Valencia lo hará contra otro andaluz, el Almería, que necesita ganar y que Granada y Deportivo no lo hagan.