Inicio FC. Barcelona Si yo fuese Xavi…

Si yo fuese Xavi…

264
0
Compartir

 

Xavi despedida 3Sospecho que yo hubiera hecho lo mismo que Xavi, el gran capitán: abandonar en la cúspide. Al final se ha demostrado que su rol, siendo por primera vez en su carrera secundario, ha terminado siendo clave dentro y fuera de los terrenos de juego. Con todavía mucho fútbol de quilates en sus botas, ha aportado serenidad y clarividencia en tramos significativos de esta campaña. Tanto es así que nadie en su sano juicio osa dudar de su perenne valía como futbolista, y la inmensa mayoría desea que prolongue un año más su idilio con la institución. Pero me temo que el de Tarrasa tiene otras ideas en mente.

La opción de conquistar un legendario segundo triplete ha reforzado la sólida posibilidad de poner fin a 17 años en la primera plantilla del equipo de su vida. El sueño de todo culé de pro, sin duda. Seguro que el cerebro azulgrana aún aguarda impaciente la foto definitiva, la que corone orgullosa una trayectoria de leyenda y le haga salir por la puerta más grande de la institución: a él alzando al cielo de Berlín la quinta Copa de Europa del club el próximo 6 de junio. La que sería su cuarta particular. Ahí es nada. ¿Quién no pensaría en marcharse tras semejante honor?

Además, Xavi, hombre listo y cabal en términos futbolísticos, ha podido observar con sus propios ojos que su ausencia no será determinante para el porvenir a corto plazo del equipo. Nunca habrá otro como él, como no hubo otro Guardiola ni habrá otro Iniesta. Pero la dirección directiva ha trabajado y seguirá haciéndolo en el futuro para garantizar una nada traumática transición en la medular. Ya se ha podido presenciar esta temporada, con un centro del campo menos virtuoso pero más pragmático y a la postre, funcional. Barcelonista como pocos, Xavi sabe que es el momento adecuado.

Viendo la despedida tributada por Anfield Road a otro icono futbolístico mayúsculo como es Steven Gerrard este pasado fin de semana, el Camp Nou no debería quedarse a la zaga con el emblema que en más ocasiones ha vestido la zamarra azul y grana: 763. Y a buen seguro que el soci sabrá agradecer al menudo 6 catalán los servicios prestados. Porque la tarea que se le encomendó era de órdago. Nada más y nada menos que sustituir a Pep Guardiola, el paradigma definitivo de 4 organizador. Aquel que daba sentido al Barça de Johan Cruyff. Y Xavi, no sin trabas en el camino, ha escrito la historia más gloriosa del Barcelona. Y ello desde el círculo central del terreno de juego. Girando y girando sobre sí mismo siempre con la cabeza alzada. Trazando más y más pases. Dominando el juego. Eso, y no los goles, es la esencia de este deporte. Un placer, capitán.