Inicio 1ª División Eíbar 3-0 Córdoba: Ipurúa rompe su sueño de Primera

Eíbar 3-0 Córdoba: Ipurúa rompe su sueño de Primera

295
0
Compartir

Eibar-CórdobaCrónica | El Eíbar no alargará un año más su corta historia en Primera División. Y es que el equipo de Gaizka Garitano, a pesar de imponerse con solvencia ante un Córdoba desahuciado (3-0), no le ha valido la victoria para permanecer en la élite, como consecuencia de los empates de Granada (0-0) y Deportivo de la Coruña (2-2), respectivamente.

Era una de las opciones, cara o cruz, y al final la moneda cayó de canto. Esa fue la historia y por momentos el Eíbar rozó el milagro, cuando en el electrónico de Ipurúa corría el minuto 33 y el equipo vasco anotaba su tercer tanto, gracias a una buena jugada de Capa. Antes,  en el minuto cinco y diez, ambos de cabeza, Arruabarrena y Raúl Navas ponían el viento a favor para su equipo, a la espera de resultados en Los Cármenes y en el Camp Nou.

Por su parte, el Córdoba se mostró como un púgil endeble sobre el césped, más preocupado en la planificación de la próxima campaña en Segunda, que en dejar una buena imagen en el último partido de su participación en la Liga BBVA, tras su regreso después de 42 años de cautiverio en el segundo escalafón.

Así pues, con las cartas sobre la mesa y los deberes hechos en este partido, en la segunda mitad el Eibar quitó el pie del acelerador y se preocupó de observar la cara de sus aficionados, muy pendientes de los transistores. Gran parte de los noventa minutos, el Eibar tocó con los dedos la gloria con la derrota momentánea del Deportivo ante el Barcelona. Sin embargo, el equipo gallego empató la contienda y el conjunto de Luis Enrique dio por bueno el empate en el partido de la celebración del título liguero y la despedida de una leyenda blaugrana, como es Xavi Hernández.

También, en el otro punto caliente del mapa futbolístico, en la ciudad de La Alhambra, al Granada le valía el empate al igual que al Atlético, por lo que especuló paciente con el resultado de empate a cero, a veces con cierto vértigo al precipicio, producto del baile de dígitos en el marcador en los partidos del Almería y Deportivo.

Con todo ello y con el pitido final del colegiado Álvarez Izquierdo, el Eibar exhalo su último suspiro en Primera, enfilando el túnel de vestuario con un equipo califal con el que se volverá a ver las caras la próxima campaña. Es cierto que lo intentó hasta el final el conjunto armero, pero acumular únicamente seis victorias en la segunda vuelta del campeonato, ha pasado una enorme factura a una entidad y, sobre todo, a una ciudad, en la que se respira fútbol por los cuatro costados.