Inicio Opinión Manuel Arenas De Morata a Moratón

De Morata a Moratón

769
0
Compartir

En la escuela de toda la vida, la de patios de cemento sin excesos ni lujos más propios de Mansiones Playboy que de centros de enseñanza, siempre se aprendió que el fútbol era primordial, y como tal no debía perderse. Ya podía ocurrir lo que fuera, que en algún resquicio del recreo se iba a poder sentir de una manera u otra el aliento del deporte rey, ese en el que sólo se necesita a más de uno con piernas y pies y algo que chutar. Y es que en los veinte minutos de descanso entre matemáticas y lengua se ha visto históricamente de todo: porterías milimétricamente construidas por arquitectos de la ilusión con palos, mochilas, o cualquier objeto identificable a 5 pasos; papeles de plata o briks de zumo aplastados con esperanza a modo de balón. De todo. Esas lindezas quedan ya lejos de lo que hoy se conoce como balompié profesional, aunque no del todo. Es quizá la sensación más placentera y culpable a la vez la que permanecerá de por vida en cualquiera de los registros imaginables. Ese sentimiento indescriptible del crío que ve como su mejor amigo no le elige al hacer los equipos, y luego le gana. Esa traición que más que legítima roza lo legal.morata 2

No siempre es útil extrapolar los sentimientos doceañeros al mundo adulto, pero cuando lo resulta, deviene desgarrador. Morata, junto a Marcelo, Ramos, Isco, Pepe, Khedira y Modric, asaltó en la Décima la rueda de prensa de Ancelotti, a canto de “Cómo no te voy a querer”. Ese era el niño feliz, el crío contento, el mozo que a pesar de no contar con la confianza de casi nadie, ganaba lo que quería con quién quería.

Este año, ya en la Juve, Morata le cortó la cabeza al Madrid, y junto a él, a Ancelotti y casi a Florentino, que tuvo que pasar el mal trago de echarlo. Ese era el crío feliz a medias, culpable; el que no pudo celebrar un gol para no herir a sus amigos o a los que decían serlo; el que ganó al equipo que no le eligió en el patio del colegio. Pasó el chaval de Morata, banquillo izquierdo del Madrid, a Moratón (a Ancelotti, Florentino, y otros tantos), delantero de la Juve.

@Manuel7Arenas