Inicio Fútbol Provincial El sueño copero de la UD Cazorla pasa por Torredelcampo

El sueño copero de la UD Cazorla pasa por Torredelcampo

554
0
Compartir

Charlamos con Negro y Maldini, hermanos que defienden la zamarra cazorleña

P5310031La Copa Subdelegado es un torneo que encierra muchas bonitas intrahistorias. Los equipos que avanzan rondas se fortalecen y,  pese a coincidir con una época de trabajo, exámenes o comuniones, viven un excitante último mes de competición. Algo así está ocurriendo en el corazón de la Sierra de Cazorla. La UD Cazorla protagoniza esta tarde la ida de las semifinales en Torredelcampo (21.00 horas). Los cazorleños, dirigidos por Juan Latorre, han realizado una campaña brillante en liga, donde pese a su condición de equipo recién ascendido, han finalizado en una meritoria sexta posición. Esa trayectoria se ha sostenido en un grupo de jugadores que aúna la veteranía de Zubi, Caravaca Gaso o Rafilla y la bisoñez de Carrascosa, Javilillo, Miguel o Dámaso.

Dos de los hombres carismáticos de ese vestuario son los hermanos Martínez Martos, David y Juan, más conocidos en el mundo del fútbol provincial como Negro y Maldini. Aunque tienen 31 y 33 años respectivamente y trabajan juntos en la misma empresa de pintura y decoración, solo han coincidido en el equipo de su pueblo en los últimos dos años.

P5310015Esa curiosidad se explica en la figura de Negro, un clásico en el fútbol jiennense. Salió de Cazorla muy joven y triunfó como goleador en categorías superiores en clubes como el CD Tugia, el Mengíbar, el Jódar o el Atlético Mancha Real, donde sintió en su propia piel lo que es una liguilla de ascenso a Segunda B. Firmó por el Linares Deportivo y las lesiones se cebaron con él. En ese difícil momento apareció un viejo amigo, Juanitillo, entrenador de la UD Cazorla la pasada campaña. «Llegué a pensar que no iba a jugar. Estaba muy desanimado por el tema de las lesiones pero Juanitillo, que es amigo íntimo desde la infancia, me animó. Al final tanto para el equipo como para mí fue un acierto», indica Negro. El equipo con su incorporación logró un ascenso que «significa mucho, porque es en mi pueblo y siempre gusta jugar y competir. Yo prácticamente apenas había jugado aquí y ahora he regresado a los diez u once años y me he vuelto a sentir futbolista«. Maldini es un par de años mayor y un defensa aguerrido que ha jugado en los equipos de la comarca. Como cuenta el propio Negro,  «Juan es un profesional, le gusta, se cuida. Me demuestra lo que yo he sido de aquí para atrás, un hombre que le pone ganas, que se desvive por los demás. Es un veterano de los que gusta tener». 

P5310011Tanto Negro como Maldini han sido importantes en la plantilla cazorleña en el campeonato de la regularidad donde han dado más de lo que se esperaba. Para Maldini, la sensación que queda es la de «un año muy bueno.  Las expectativas eran no descender. El equipo salió tarde y mal. No había jugadores, no se iba a pagar… y visto lo visto  hemos superado todas las expectativas«. Negro coincide en esa opinión. «Hemos acabado muy  contentos. Éramos un equipo recién ascendido con una mezcla de gente veterana y gente muy joven que prácticamente no había competido a este nivel sénior. Aunque hemos desperdiciado un par de oportunidades para meter la cabeza en la lucha por los tres primeros, la campaña es notable rozando el sobresaliente».

P6070107Mucho ha tenido que ver en eso Juan Latorre, un técnico con mucha mili en el fútbol provincial. «Juan se encontró con un grupo que estaba ya formado y nos ha aportado respeto. Se ha hecho respetar por todos, ha sabido aguantarnos y llevarnos gracias a su seriedad y ganas», afirma Negro. Maldini sigue esa línea. «Juan ha terminado de consolidar un proyecto que empezó Juanitillo. La base viene del año y Juan ha terminado de explotarlo gracias a su experiencia».

En Copa, han alargado esa buena sintonía. Empezaron en un grupo de tres junto al Jódar y al CD Tugia, a los que eliminaron finalizando primeros. En octavos, se cruzó el Hispania en una eliminatoria que remontaron en Los Halcones (2 – 1 y 3 – 0). En cuartos, le tocó en suerte el CD Navas de San Juan. En la ida a domicilio, sacaron un destacable 1 – 2 con lo justo. Viajaron doce jugadores y uno de ellos lesionado. En la vuelta, no dejaron escapar su renta y superaron a los naveros por 5 – 0 tras la expulsión de su guardameta. En semis, duelo ante el Torredelcampo, que viene de ocupar una de las plazas de descenso de Segunda Andaluza pero a la vez de eliminar a conjuntos de la zona alta como Guarromán o CD Torreperogil. Los dos hermanos tienen el mismo criterio para valorar el choque. «Tienen muy buen equipo. Allí  nos ganó  2 – 1 en liga y luego fue el primer equipo en ganarnos en casa, cuando todavía no nos había ganado nadie aquí (1 – 2). Veo una eliminatoria muy igualada», nos dice Negro. «Torredelcampo es un equipo muy engañoso. Nos ha ganado los dos partidos en liga. En Copa viene como un tiro y diría que los dos equipos estamos al 50 %», alude Maldini. 

P6070092Las semifinales han devuelto la ilusión a la afición cazorleña que incluso tendrá la posibilidad de viajar en autobús para animar a los suyos. El hecho de que la vuelta se dispute en Los Halcones es algo que motiva a la UD Cazorla. Su estadio ha sido un bastión casi inexpugnable a lo largo de todo el año. Solo el propio Torredelcampo y el Carolinense les han derrotado como locales. Tiene un aroma especial a fútbol modesto. Para Negro, la clave de los Halcones son «sus dimensiones. Es un campo pequeño, nosotros estamos muy acostumbrados y en casa le ponemos mucha intensidad». Maldini le secunda. «Es un plus para nosotros, a los visitantes les cuesta adaptarse a sus medidas y eso juega en nuestro favor».

P4241478En esta eliminatoria, Negro no podrá ser de la partida. Esta vez por un buen motivo, ajeno a cualquier tipo de lesión o sanción. La causa es su inminente boda. David se casa el próximo 30 de junio, y los preparativos le han obligado a finalizar antes de tiempo la temporada. Aún así, ha seguido entrenando más suavemente con el equipo y les ha animado a disfrutar. Precisamente, en esa fecha está prevista la celebración de la final. Con varios jugadores en la lista de boda como invitados, Maldini, espera entre risas que «si llegamos, no haya problema con el equipo rival y la federación en ponerla el domingo por la tarde».  «Ojalá se clasifiquen. Perder dos o tres invitados por una final de Copa Subdelegado en el nivel que estamos no importa, sería un premio para ellos», alude Negro también en tono risueño.

P6070083Otra de las razones que motivan al grupo de la UD Cazorla es dedicarle su pase a la final a alguien muy especial. A principios de agosto del año pasado, falleció su presidente, Carlos Romero, motor del fútbol cazorleño durante muchos años. «Fue un palo durísimo. No iba a haber fútbol, luego sí hubo y justo pasó eso. Lo pasamos bastante mal, casi tiramos la toalla aunque por él decidimos seguir», rememora emocionado Maldini. «El otro día precisamente lo comentaba con su hermano. Era un presidente copero, de los que les gustaba reforzarse cuando el anterior formato lo permitía. La anterior vez que se llegó a semifinales él era el presidente y le hubiera hecho mucha ilusión. Llegar a la final y dedicárselo sería bastante emotivo.», insiste Maldini. 

A buen seguro que esta noche el recuerdo de Carlos Romero pululará entre las mentes de los jugadores de la UD Cazorla. Negro estará con un ojo en lo que ocurre en el estado municipal torrecampeño y con otro en los preparativos del enlace, mientras valora si el año que viene se vuelve a calzar las botas, porque ofertas no le faltan tras un año donde ha jugado hasta de central. Ya habrá tiempo para eso. Ahora, la UD Cazorla no quiere despertarse de su sueño copero.

Fotos: Blog UD Cazorla