Inicio Opinión Javier Imbroda Imbroda sobre Piqué: “Vivimos tiempos sensibles y no necesitamos pirómanos emocionales”

Imbroda sobre Piqué: “Vivimos tiempos sensibles y no necesitamos pirómanos emocionales”

297
0
Compartir

Joan Plaza Javier Imbroda.- Enhorabuena Unicaja. Hace siete días exactos, tras presenciar los dos primeros partidos, donde el Barça pasó literalmente por encima de un desconectado Unicaja, casi nadie apostaba por ver un quinto partido y con opciones de victoria hasta el último segundo. Hablaba en estas líneas que el equipo se encomendaba al Carpena. La afición pondría ese alma que el equipo no tuvo inicialmente, y así fue. Un tercer partido llevado en volandas por una afición que no quería terminar la temporada tan pronto, insufló de fuerzas a un equipo para llegar al quinto y definitivo encuentro. Otra vez un quinto, otra vez en el Palau, y otra vez tan cerca. Un trozo de afición se desplazó para arropar a su equipo, mi reconocimiento a ellos. Tan lejos de casa y en cancha hostil, se agradece y mucho, sentir el aliento de los tuyos. Unicaja nos hizo creer de nuevo. Enhorabuena.

–          Del Bosque 100. Cien partidos como seleccionador de fútbol es algo que no se alcanza fácilmente. En medio de esa trayectoria recogida tras el paso del gran Luis Aragonés, títulos europeo y mundial. El éxtasis futbolístico, combinado con una  inesperada eliminación en el último Mundial que cuestionó su continuidad. Ya saben, en nuestro país, somos de gatillo fácil. Ni se admira el éxito, ni se olvida el fracaso. Síntomas de una parte de la sociedad un tanto enferma. Solo la experiencia y el poso del atrincherado Presidente Villar, evitó la destitución. Del Bosque tiene ante sí, desarrollar una transición que ponga de nuevo a la Selección en la senda de los mejores. ¿Lo dejarán?, ¿o seguirán disparándole?

–          Gerard_Pique_MDSIMA20130124_0423_32Piqué y sus bromas. Conozco algunos futbolistas que si le quitan el balón de los pies, tienes verdaderas dificultades para mantener una conversación razonable de cinco minutos. La magia que tienen en los pies, no la trasladan al cerebro. Piqué no parece mal chico, pero sus bromas terminan siendo las de un descerebrado que va de gracioso. Vivimos tiempos algo sensibles en determinadas cuestiones, y lo que menos necesitamos, son pirómanos emocionales. Un gran deportista, seguido por muchos jóvenes, debe prolongar su ejemplo fuera de las canchas. Grandes deportistas en el más amplio sentido de la palabra, no niñatos.

–          Goteo selectivo. La selección española de baloncesto, vive en un sinvivir. La decisión por goteo que van tomando los jugadores que están en la NBA, siembran de incertidumbre la confección del equipo. Que si Pau antes no y ahora parece que sí, que si Marc Gasol espera la decisión del hermano o de su futuro contrato, que si Mirotic ahora sí e Ibaka también quiere, pero solo uno se queda. Esta situación me hace recordar cuando entrenaba a la selección, y veíamos cómo la antigua Yugoslavia padecía la actitud de sus jugadores que estaban en aquel entonces en la NBA (nosotros solo teníamos a un jovencísimo Pau). El entrenador yugoslavo desesperado de no saber, quiénes podrían, o lo que es peor, quiénes querrían estar, y en qué condiciones: entrenamientos a la carta, recuperadores personales, vida aparte. En fin, los nuestros desde luego no se han distinguido en esas actitudes. Eso sí, hasta el momento.

–          Nadal a lo suyo. No se cansa de volver. Una fortaleza fuera de lo común.