Inicio Polideportivo Ciclismo Froome triunfa y arrasa con sus rivales

Froome triunfa y arrasa con sus rivales

387
0
Compartir

En el segundo día de la segunda semana del presente Tour de Francia tocaba realizar la primera ascensión realmente dura. Hasta ahora todas habían sido cotas de cuarta categoría, nada que le suponga esfuerzo a los corredores, y serían Los Pirineos los encargados de poner a prueba a los ciclistas, en una etapa en la que se esperaba que los favoritos comenzaran a mostrar sus cualidades y que en este final en alto hubiera movimientos en la general. oman14-st4-Froome-attacks-e1392991243686

Al inicio de esta competición los medios de comunicación ya dieron la lista de los llamados a vestir el maillot amarillo al llegar a París. Esa lista era reducida, tan solo cuatro corredores (Froome, Nibali, Quintana y Contador), y por lo que vimos el sábado en el Mur de Bretain, podría haberse reducido a tres tras descolgarse Nibali en los últimos metros. El bajón de rendimiento del italiano se entendió como una consecuencia de las altas temperaturas o de una posible fatiga debido a lo intenso que estaba siendo este Tour, numerosas caídas en la primeras etapas corroboran el grado de compromiso de los ciclistas al ir muy rápido y las difiicultades de algunos tramos de la carrera, que en busca del espectáculo, cada año son más estrechos y complicados. Por ello, se esperaba una remontada del último ganador de esta prestigiosa carrera, más aún tras el día de ayer que fue de descanso.

La llegada en alto ofrecía la oportunidad de obtener el triunfo de etapa a numerosos equipos, que, a pesar de no poseer corredores bien situados en la general, tienen buenos escaladores para estos últimos kilometros. Este argumento provocó que la velocidad de crucero del pelotón fuera incrementandose conforme se acercaban al puerto, reduciendo a un minuto la desventaja con los escapados, que habían gozado con quice minutos de diferencia. Al comenzar la ascensión, se repitió la imagen que tanta veces hemos visto y que tras tantas repeticiones en las últimas carreras nos parece normal. Como si de una cabra montesa se tratara, el conjunto Sky ascendía con una velocidad de vértigo provoncando que numerosos corredores con opción a victoria tuvieran que reducir su ritmo para evitar el agotamiento total. Estos corredores no eran unos cualesquiera, Pinot o Joaquín Rodríguez fueron de los primeros en caer; sin embargo, un rato más tarde Nibali, Valverde, Contador o Van Garderen, aspirantes al mailot amarillo que portaba Froome,fueron cayendo como moscas ante el axfisiante ritmo que imponía Richie Porte. La subida a La Pierre de Saint Martin fue tan dura que hubo un momento que en cabeza solo quedaron tres corredores: Froome, Porte y Quintana, el corredor de Movistar fue el único capaz de soportar la dureza con la que corrían los del conjunto Sky. Ahora bien, este trío duraría poco, desatado como una bestia que lleva meses encadenada el líder del Sky lanzaría un ataque que ni siquiera la joven promesa colombiana pudo aguantar, feroz y concentrado en su labor, el británico no miró en un solo momento hacia atrás y se lanzó a por la victoria de etapa.tumblr_mrg0jsO2e31sfv65yo1_1280

Al llegar a meta, el ritmo inverosímil con el Froome había lanzado el ataque dio sus frutos. Quintana llegó a 1:03, Van Garderen a 2:29, Contador a 2:50 y Nibali a 4:25. Todo es posible encima de una bicicleta, hoy lo hemos podido observar; sin embargo, remontar la ventaja que el británico ha logrado es realmente complicado, por no decir imposible. El líder de la general ha vuelto a dar una clase magistral de ciclismo demostrando que las apariencias engañan, al iniciar el puerto parecía bastante incómodo encima de la bicicleta, y muchos lo daban también por agotado, que ironía. Froome es maillot amarillo y en segundo lugar está Van Garderen a tres minutos: ¿Se habrá iniciado una dictadura? Ahora mismo parece que sí; no obstante, en la etapa de mañana el Tourmalet es el protagonista. ¿Quién sabe, será mañana el británico la víctima de la famosa ˋpajara´?