Inicio Opinión Desiree Amaro El cuerpo técnico: un equipo dentro de un equipo

El cuerpo técnico: un equipo dentro de un equipo

346
0
Compartir

 

choloDesirée Amaro.- Al igual que se construye un vestuario con jugadores diversos y complementarios, un buen equipo es el que incorpora profesionales a un cuerpo técnico, con un perfil profesional y personal diverso y alineados con la visión del entrenador.

El cuerpo técnico que elige para que lo acompañe da mucha información sobre el entrenador. A veces hay entrenadores que, como algún jefe de empresa, temen rodarse de los mejores por miedo a que les hagan sombra, seleccionan a mediocres para que nadie pueda cuestionar lo poco o lo mucho que saben. Puede que haya quien no esté de acuerdo conmigo, pero mi experiencia es que una persona inteligente, con seguridad y confianza en sí misma es la que no tiene miedo de rodearse de los mejores en su equipo, no se siente amenazada por ningún componente, todo lo contrario, tiene la certeza de que esto producirá un crecimiento exponencial.

El cuerpo técnico debe contener riqueza y variedad de caracteres, personalidad y bagaje profesional, ha de estar integrado por personas analíticas, racionales y lógicas para gestionar datos o estadísticas que faciliten la toma de decisiones, y por otro lado se requieren personas que sean intuitivas, empáticas y con inteligencia emocional, para procurar ese pegamento que cierra las fisuras que se puedan producir durante la temporada.

Poder incorporar un equipo de personas que sean capaces de abarcar todas las variables con las que te vas a encontrar en una temporada es una pieza clave, este equipo debe abarcar lo físico, lo técnico, lo táctico, lo emocional, lo logístico, lo mental…, nadie sobra si lo que buscamos es el equilibrio y la complementariedad; los resultados de un equipo suele estar asociados con la excelencia y esta se deriva de saber rentabilizar las tendencias naturales individuales de cada profesional para hacer crecer al equipo.

Un cuerpo técnico fuerte es un equipo dentro del equipo donde todos los integrantes encuentran un referente cercano y próximo, lo que además de proporcionarles seguridad y confianza delinea el estilo de trabajo que se proponga para la temporada.

Muchas son las excusas para no tener un buen cuerpo técnico, por ejemplo la limitación presupuestaria, pero por lo general es solo una cuestión de prioridades o de valores del entrenador, ya que si no cree firmemente en un cuerpo técnico multidisciplinar que pueda enriquecer su trabajo nunca tendrá ni buscará los argumentos necesarios para convencer a ninguna Junta Directiva de un Club.