Inicio 1ª División Sevilla FC 0-3 Atlético Madrid: El Atlético castiga al Sevilla en su...

Sevilla FC 0-3 Atlético Madrid: El Atlético castiga al Sevilla en su estreno en el nuevo Pizjuán

272
0
Compartir

El Sevilla se estrelló contra el muro del Atlético, que aprovechó casi a la perfección sus ocasiones y castigó duramente a los de Unai, consiguiendo un grandísimo resultado en su visita ante un rival que presumiblemente peleará junto con ellos por estar la próxima edición de la Liga de Campeones.

efe gabi atletico madridEl Sevilla comenzaba el partido con la novedad de Llorente en el once inicial, pero con unas ideas de juego más o menos definidas en la que la participación del riojano era más una opción de vía de escape que la preferencia primordial. Las órdenes de Emery seguían conduciendo a sus futbolistas a que iniciaran siempre la jugada a través del toque y, para ello, la colocación de Krychowiak entre los centrales permitía una salida de balón mucho más cómoda.

Poco tardarían los hispalenses en tener la primera ocasión del partido, que llegaría mediante una buena combinación por el flanco diestro donde Coke acabó poniendo a prueba a Oblak con un duro disparo, el cual el esloveno desvió a saque de esquina. Sin embargo, la reacción colchonera no se haría esperar con un lanzamiento de Griezzman, cuyo bote sobre el césped dificultó la estirada de Beto. Además, la presencia de los interiores Óliver Torres y Koke en el equipo titular rojiblanco, al igual que ocurrió frente a Las Palmas en la primera jornada liguera, posibilitaba que las llegadas a zona de tres cuartos de los laterales visitantes fuera una constante.

Por su parte, los locales siguieron manteniendo la iniciativa, aunque en la mayor parte de las veces, la posesión estuviera  en una zona en la que no había demasiado peligro, debido a que el Atlético esperaba muy bien replegado, intentando salir rápido a la contra. En una de ellas, Rami fue providencial para cortar el avance de Fernando Torres. Una jugada calcada se repitió en la segunda mitad, y también el defensor francés se volvió a mostrar solvente en el corte.

Paulatinamente el conjunto madrileño fue llevando el partido hacia donde realmente quería. Sobre todo a raíz de una especie de tiempo muerto que señaló el colegiado presumiblemente por las altas temperaturas en las que se estaba jugando el partido. Justo al reanudarse el choque, los visitantes lograrían el primer tanto del encuentro, obra de Koke tras aprovechar un conjunto de indecisiones de la zaga sevillista dentro del área. El más listo de la clase fue Griezzman que, desde el suelo, dio una magnífica asistencia al autor del gol. Los nervionenses, molestos con las reiteradas pérdidas de tiempo del rival, intentaron reaccionar tímidamente, y en un remate de Rami y un disparo de Krychowiak desde la frontal estuvieron cerca de hacer el empate antes del descanso.

En el segundo periodo, el Atlético empezó mejor aprovechando que a los de Unai les costaba salir jugando desde atrás y no podían elaborar cómodamente por pocos ofrecimientos entrelíneas. Incluso los de Simeone pidieron penalti por un derribo a Griezzman, el cual no fue apreciado de esa forma por el colegiado, que pudo sacar la segunda amarilla al francés por fingir en esa acción. Pero después de esas imprecisiones iniciales, los sevillistas realizaron los 20 mejores minutos del partido, ya que durante ese periodo acorralaron a su rival y, en varias ocasiones, tuvieron la oportunidad de hacer la igualada. Un lanzamiento de Coke a la salida de un córner, un zurdazo de Llorente, un cabezazo de Rami y un disparo de Konoplyanka fueron las opciones más destacadas para un Sevilla, que también tuvo que hacer frente a la lesión de Carriço en el ecuador de esta segunda mitad.

efe atletico madrid y vitolo

De esa forma, cuando más cerca estaban los locales de hacer el empate, llegó el mazazo. Un tiro de Gabi se convirtió en el segundo tanto tras golpear en la espalda de Krychowiak, desviando completamente la trayectoria del esférico, evitando que Beto pudiera llegar al mismo. Era el segundo para los rojiblancos y un auténtico jarro de agua fría para Emery y los suyos. Posteriormente, llegaría la acción del tercero, un golazo de Jackson Martínez, que tras realizar una pared con su acompañante en el ataque, colocó la pelota casi en la escuadra con una rosca plásticamente perfecta. Precisamente Antoine pudo hacer el cuarto, en un disparo que se estrelló casi en la cruceta, pudiento aumentar aún más la renta visitante.

Quizá demasiado castigo para el Sevilla en un partido del Atlético de Madrid, donde los de Simeone se mostraron muy sólidos y trabajados, y también eficaces en su puntería, que le hicieron llevarse merecidamente los tres puntos del Pizjuán, un campo donde presumiblemente los rivales van a sufrir a lo largo de la temporada o, al menos, en busca de ello trabajarán a partir de ahora los de Emery.