Inicio Portada Real Jaén y Linares: en el camino

Real Jaén y Linares: en el camino

364
0
Compartir

016El Real Jaén y el Linares son dos almas gemelas. Lástima que luego vengan los acomplejados, de uno y otro lado, a abrir trincheras de idiotez. Parece que son inherentes al hecho deportivo pero no, solo son los tontos de toda la vida. Me encantaría, por lo mucho que me gusta el este deporte, que por encima de ellos reinará la sensatez y la fiesta de la pelota. Espero verlo. Ahora solo prima lo deportivo. Linares y Real Jaén andan de encaje. Tratando de poner en orden las cosas que han pensado durante la pretemporada. Es normal.

Son dos equipos construidos desde la escasez. Uno, el Jaén, con experiencias recientes y acostumbrado a vivir entre la lumbre y el frío sin quemarse ni quedar congelado. Así lleva muchos años. Haciendo posible lo imposible y sobreviviendo a errores, “mangadas” y desatinos de la fortuna. El otro, el Linares, como un niño con zapatos nuevos, estrenando sensaciones. Las buenas y las malas. La felicidad de un retorno ansiado y la certeza de que nadie regala duros a cuatro pesetas. Los linarenses se irán aclimatando y, como el Jaén, le tomarán el pulso a la categoría, para armarse e intentar tocar el cielo mayor en el que vivieron, la Segunda. Todo a su tiempo. De momento El Real Jaén ha empatado en casa con el Almería B y el Linares arranca un punto del “Mirador”, en Algeciras.

El equipo de Arconada suena todavía a estructura sólida pero en busca de concreción. Vamos, un equipo que da buenas sensaciones pero que, de momento, no arranca a la primera. Nada a estas alturas es definitivo. Sin embargo en Jaén una de las ciudades en las que, por los visto, más se sabe de fútbol, ya están poniendo alguna pega al proyecto. Fútbol.

Lo de Linares es parecido pero tiene un tinte más amable, más emocional. Ahora casi todo es alegría y las críticas todavía llevan miel. Durará poco. El equipo ganó fuera, ha empatado en Algeciras pero perdió con severidad en la presentación. Mucha gente habla de fútbol, todos hablamos de fútbol, pero muy pocos saben lo que cuesta poner en marcha un equipo.

Linares, como Jaén, son dos ciudades que tienen la piel curtida y han visto pasar por sus estadios a gente muy grande, sin embargo, es una pena que a la hora de escuchar comentarios suenen más las voces que buscan solo ganar y ganar siempre, que las que ayudan a los equipos a alzarse y salir de la dificultad.  El Linares debe ajustarse a la categoría y tratar de que “Linarejos” sea un campo duro, como siempre lo ha sido. Espero que la afición deje trabajar al equipo. La Liga es muy, muy larga. En Jaén está lo de siempre. Mucha urgencia y, antes de los polvorones, ganas de cambiar. ya se vio el resultado la pasada temporada. Espero que haya habido escarmiento. Si la liga dura media hora más el real Jaén está en Tercera. Eso sí, había que echar al entrenador que lo tenía arriba: listos.

Da lo mismo. Después de tres jornadas el Jaén y el Linares andan a la par. Buscan su ubicación en la categoría. Tiempo quieren las cosas. La obra irá pidiendo materiales. Espero que las aficiones, grandes y soberanas, dejen a sus equipos crecer sin ahogarlos antes de Navidad. No soy optimista pero lo deseo.