Inicio 1ª División Celta de Vigo 4-1 FC Barcelona: Apisonadora celeste

Celta de Vigo 4-1 FC Barcelona: Apisonadora celeste

297
0
Compartir

nolitoEl Celta pasó por encima del Barcelona con una exhibición en ataque y un gran Sergio Álvarez. El Barcelona no dejó de intentar remar contra corriente hasta el último minuto, pero cada paso adelante era un gol del Celta. Aspas y Nolito se recrearon y Neymar, el único que tuvo fe en un Barça muy frágil atrás en todo momento.

Se antojaba un partido difícil para los de Luis Enrique por el gran estado de forma que venía mostrando el Celta en el inicio liguero. Nolito, trataba de quitar hierro al asunto en los días previos al partido: “Al lado de la MSN, nuestra delantera es un mojón”. Pero lo cierto es que el ex canterano del Barça se echó a su equipo a la espalda desde el comienzo del partido. A pesar del marcador abultado, los visitantes tuvieron numerosas ocasiones para adelantarse con el 0-0 y de empatar durante el partido.

La primera fue para Neymar. El brasileño se plantó solo delante de Sergio tras un gran pase de Messi pero no fue capaz de ajustar lo suficiente el disparo y el guardameta acabó desbaratando la ocasión. Poco después llegaría la réplica para el Celta, pero esta vez con un final diferente. Tras una jugada colectiva el balón llegaba a Nolito dentro del área y el delantero no se lo pensó dos veces. A pesar de la dificultad del disparo y del poco ángulo que había, ponía el balón en la misma escuadra haciendo imposible una parada de Ter Stegen, que llegó a rozarlo, haciendo así el primer gol de la noche a los 25 minutos de juego.

Tras el 1-0, el Barcelona trató de adelantar líneas para buscar una rápida solución. Pero no era el día de la defensa y empezaba a verse claro a los cinco minutos de encajar el primero. Piqué controlaba mal un balón y trató de despejar sin mucha fortuna, el balón llegó a Nolito que sólo tuvo que dar un toque al balón para dejar a Iago Aspas con todo el campo del Barcelona por delante para plantarse en un mano a mano con Ter Stegen. El canterano estuvo perfecto e hizo el 2-0 con una vaselina preciosa ante la que nada pudo hacer el portero alemán.

Pudieron llegar más goles antes del descanso para ambos equipos, pero no estuvieron acertados ninguno de ellos. Tras la reanudación, Neymar parecía hacer despertar a los suyos en los primeros minutos. Una jugada eléctrica del brasileño acabó con un gran pase para Iniesta que puso un balón perfecto al punto de penalti para que Messi pudiera recortar distancias, pero el argentino no estuvo fino de primeras y su tiro acabó dando en el póster. Prácticamente acto seguido a esa acción y con el Barça volcado en campo rival, los locales tiraron una contra perfecta que acabó con otra gran acción personal de Aspas. El gallego picaba el balón por encima de Alves para escaparse de su marca y quedarse de nuevo con todo el medio campo sólo para correr y poder encarar en el mano a mano. No le tembló el pulso para casi asegurar la victoria a los suyos y definió perfecto ante Ter Stegen en el que fue el 3-0. Balaídos se venía abajo con los suyos.

En los siguientes minutos, el dominio del Barça fue prácticamente total, pero no se notaba en su juego esperanzas de poder conseguir puntuar en lo poco que quedaba y con el resultado tan cuesta arriba. Nolito pudo hacer brecha con un cuarto gol en otra contra perfecta, pero no acertó a definir de cara a portería. Neymar, como no podía ser de otro modo, haría el gol de la honra para los suyos. Un genial pase de Messi desde más allá de tres cuartos de campo dejaba sólo al brasileño en el punto de penalti, que estuvo ágil para evitar la salida de Sergio y poder hacer así el 3-1.

El jarro de agua fría llegaría poco después. Guidetti, que a penas llevaba 5 minutos en el terreno de juego, fusilaba ante Ter Stegen tras recibir un gran pase de Hugo Mallo y ponía así el definitivo 4-1 en el electrónico.

Noche mágica en Vigo, comunión total entre equipo y afición. El Celta pasó por encima del Barça en todos los aspectos y dormirá mínimo co-líder una jornada más. Los de Luis Enrique caen a la cuarta posición, tras un goal average desfavorable con el Atlético de Madrid.