Inicio 1ª División Las Palmas 2-0 Sevilla FC: Los canarios agudizan las crisis del Sevilla

Las Palmas 2-0 Sevilla FC: Los canarios agudizan las crisis del Sevilla

312
0
Compartir

sevilla desolado roque mesa NervioneoTriste, apagado, impreciso, apático… Así fue el partido del Sevilla FC en el estadio Gran Canaria; y es que al equipo hispalense le sobraron calificativos negativos con los que se podría catalogar su actuación. No hicieron mucho más los locales por llevarse el triunfo, pero por pequeña que fuera la diferencia bastó para que los de Paco Herrera sumaran la primera victoria de la temporada. Algo que aún no ha conseguido el plantel sevillista y que lo hace seguir como farolillo rojo de la Primera División.

En el primer tramo de encuentro, tanto amarillos como rojiblancos se veían incapaces de elaborar jugadas y crear ocasiones claras de gol a sus contrincantes, y eso que Unai apostó desde el inicio por una medular en la que el músculo y la fuerza dominaran el partido. Por su parte, los locales tímidamente probaron suerte con un débil disparo de Araujo que atrapó fácilmente Sergio Rico; y posteriormente, fue Llorente quien, tras un buen reverso en la frontal, vio cómo su tiro llegó manso a las manos de Javi Varas después de que rebotara en la bota de David Simón.

Rondando la media hora de juego, llegaron las oportunidades más destacadas del primer periodo y en la que ambos equipos pudieron batir las redes del equipo contrario. La UD Las Palmas fue quien acertó, a través de un pase interior de Araujo que Roque Mesa envió a las mallas con un disparo ajustado al palo izquierdo del guardameta hispalense. En la jugada anterior fueron los de Emery los que estuvieron a punto de adelantarse en el marcador gracias a casi la única combinación que hilaron sus futbolistas en la primera mitad, la cual finalizó con un pase de tacón de Llorente y un chut de Coke que rozó el palo derecho de la meta canaria.

Poco más reseñable antes de que Del Cerro Grande señalara el camino de los vestuarios. Tras el descanso, misma tónica, aunque con un equipo local algo más asentado al ir por delante en el electrónico. Prueba de ello fue la ocasión que tuvo un constante Jonathan Viera en la que Sergio Rico evitó que Las Palmas aumentara su ventaja en el marcador.

A pesar de su pésimo partido, el Sevilla seguía metido en el encuentro y, por ello, el técnico visitante decidió mover ficha para intentar cambiar la dinámica que su equipo había ofrecido hasta ese instante. Por momentos lo consiguió, aunque en cierto modo fuera extraño sacar del campo tanto a Inmobile como Llorente, sus referencias ofensivas del once inicial.

Fueron los minutos en los que el cuadro nervionense estuvo más cerca de conseguir el empate, principalmente a través de un disparo desde el interior del área de Coke. Y al igual que ocurrió en el primer gol, tras una de las ocasiones más claras del Sevilla, fueron los locales los que asestaron el golpe sobre la mesa. Araujo aprovechó la pasividad desastrosa de la defensa sevillista y sirvió un centro desde la derecha que fue rematado con potencia a la red por Alcaraz.

A partir de ahí, los de Emery lo intentaron más con el corazón que con la cabeza, y crearon algo de peligro solo a través de jugadas a balón parado con sendos remates de Coke, que se encontró en la portería local a un gran Javi Varas.

El bajón físico de algunos futbolistas de Nervión es evidente y, unido a la plaga de lesiones que también los está castigando, está provocando que el Sevilla no consiga salir de ese bucle de mal juego y, lo que es peor aún, de malos resultados. Deben levantar la cabeza los hombres de Emery si quieren pelear por los objetivos marcados al comienzo de la campaña. El exigente calendario no será benevolente con los hispalenses.