Inicio Champions League Malmö 0-2 Real Madrid: El Madrid vence pero no convence

Malmö 0-2 Real Madrid: El Madrid vence pero no convence

333
0
Compartir
Cristiano
Foto vía: Diario As

El Real Madrid se ha impuesto por 0-2 al Malmö sueco gracias a dos goles de Cristiano Ronaldo que suma 66 en 65 encuentros de Champions y está uno de empatar con Raúl como máximo goleador de la historia del Madrid. A priori, la visita al Malmö era una salida asequible, pero la realidad ha mostrado un partido duro y trabado para los hombres de Rafa Benítez.

A pesar de ser la Champions y toda la belleza que eso conlleva de serie el partido disputado entre ambos equipos bien puede reciclarse y aprovechar sólo el resultado. Lo más destacable del conjunto blanco durante todo el partido estuvo en el centro del campo con actuaciones brillantes de Isco Alarcón y Mateo Kovacic, que pese a su escaso tiempo vistiendo de blanco se ha convertido en uno de esos jugadores que destaca cada partido que disputa. En el equipo local sabían de la dificultad del partido y del rival, pero la ocasión se merecía que lo vivieran como una auténtica fiesta del fútbol.

isco
Foto vía: Diario As

En la primera parte, el escaso peligro de los locales llegó de las botas de Tinnerholm pero siempre se encontró con el muro infranqueable de Keylor Navas. Por parte del Real Madrid el peligro llegaba de Cristiano Ronaldo que estaba decidido a reencontrarse con el dulce sabor del gol y lo encontró al borde de la primera media hora de partido. Isco levantó la cabeza, vio y ejecutó el pase que dejó solo al luso para perforar la red de Wiland.

Con la ventaja en el marcador se fueron al descanso y ambos equipos volvieron igual que se fueron. El Madrid ofreció poco sobre el terreno de juego, los chispazos de Isco y Kovacic hicieron las delicias de un público entregado a su equipo que plantó cara a todo un Real Madrid. Rosenberg estuvo cerca de conseguir el empate pasado el minuto 70 pero se quedó sin premio. La expulsión de Yoshimar Yotún terminó de condenar a los locales y precipitó su repliegue atrás. El segundo y último gol que cerraría el marcador llegó casi al final del partido donde Cristiano siguió haciendo historia marcando el gol 500 en su carrera.