Inicio ACB Una final distinta

Una final distinta

605
0
Compartir

El primer título de la presente temporada ya dispone de sus dos aspirantes, Barcelona Lassa y Unicaja se verán las caras en una final donde lo más destacable  son las caras nuevas. Las plantillas de ambos han cambiado a lo largo de este verano, es más, las dos entidades han incorporado un mínimo de cinco jugadores a su roster durante el período de fichajes; sin embargo, hay algo que no dejó ninguno de los dos conjuntos: la ambición por ganar.SEMIFINAL_SUPERCOPA_ENDESA_HGC_FCB-17-680x406

Las incorporaciones en los dos equipos son muy contradictorias. Mientras que los azulgrana han buscado interiores con capacidad de intimidación, como puede verse en jugadores como Vezenkov – gran promesa debido a su juventud -, Samuels, Diagné- una de las revelaciones del curso anterior-, o Lawal; los andaluces prefirieron reforzar su juego desde el perímetro, trayendo a Alberto Díaz, Dani Díez – uno de los grandes de la temporada pasada y que en el día de ayer derrotó a su ex-equipo, el Real Madrid-, Edwin Jackson, Nedovic – que cuajó un gran Eurobasket-, o Jamar Smith. No obstante, los catalanes consiguieron hacer uno de los mejores fichajes de este verano y obtener así a un gran sustituto para Marcelinho Huertas, quien cruzó el charco hacia la NBA durante estas vacaciones.

La directiva del Barcelona realizó un excelente trabajo al lograr inscribir a Carlos Arroyo. El base de Puerto Rico, que jugó en la NBA llegando a ser titular en los Miami Heat, ha realizado dos buenos cursos en el Galatasaray y en el Santurce, equipo de su país natal, lo cual le ha llevado a la plantilla barcelonesa, en la que se espera de él un gran rendimiento, tras la marcha del brasileño, que fue un referente durante varios años de esta plantilla. En el día de ayer ya dejó muestras de su calidad y de lo que puede llegar a hacer en este equipo, realizando un buen partido en la semifinal contra Gran Canaria, en la que obtuvieron una amplia victoria.SEMIFINAL_SUPERCOPA_ENDESA_UNI_RMB-11-680x400

Alzar este trofeo tiene un significado especial para cada equipo. Los malagueños buscan su primera Supercopa en su historia, además de consolidarse como claros favoritos al título liguero y colocarse entre las apuestas para la competición europea, en la cual, todavía no han logrado llegar a las eliminatorias. Por su parte, los de Xavi Pascual quieren resarcirse de un año en blanco, tras el cual el puesto de entrenador fue muy cuestionado.supercopa-2015-horarios-televisiones-semifinales-final

El hecho de que no haya clásico en esta final, va a tener una buena repercusión para los aficionados a este deporte que podrán ver heterogeneidad en las aspiraciones a los títulos, la batalla va a ser dura e igualada. Estos equipos ya se vieron las caras en las semifinales de los play-offs la temporada pasada, donde los boquerones cayeron eliminados en el quinto partido, por lo que buscan venganza en esta final. Es bastante complejo apostar por uno de los dos conjuntos para este encuentro, ambos pasaron por encima de sus rivales; sin embargo, hay algo que va a ser seguro, con el Unicaja de la presente temporada, que tumbó a un Madrid en la semifinal, ganador de la última Intercontinental, que estuvo muy débil debido a la dura defensa de los de Joan Plaza, a su gran acierto en ataque y aparentemente por la falta de coordinación entre los jugadores de siempre y los nuevos fichajes, el Carpena va a ser un infierno para los de Xavi Pascual, más aún tras el triple de Navarro en los últimos segundos el pasado curso.