Inicio 1ª División Sevilla FC 5-0 Getafe CF: Noche redonda en Nervión

Sevilla FC 5-0 Getafe CF: Noche redonda en Nervión

319
0
Compartir

Gameiro Sevilla Getafe orgullo de nervionMal comenzaba la noche en el Pizjuán cuando con tan solo segundos de juego se producían las primeras imprecisiones sevillistas que provocaban, a su vez, acercamientos del Getafe que llevaban peligro al área de Sergio Rico. Ejemplos de ello fueron el centro de Sarabia que el guardameta hispalense atajaba para evitar el remate de Scepovic o el latigazo con la zurda de Pedro León que se perdió a escasos centímetros del palo izquierdo.

Sin embargo, estas primeras aproximaciones quedaron solo en un reflejo poco después. El equipo dirigido por Unai Emery se fue haciendo con el dominio de la pelota y minuto a minuto fue madurando a un Getafe que perdía protagonismo por momentos.

Con Konoplyanka, Gameiro y Vitolo con mucha movilidad en la zona atacante y con una Banega manejando la brújula nervionense, llegaron las primeras ocasiones locales. Todos ellos dispusieron de oportunidades de gol en las que no estuvieron acertados o se encontraron con un atento Guaita.

A pesar de ello, los errores en las salidas de balón nervionense seguían produciéndose, y en uno de ellos a punto estuvo de llegar el tanto visitante. El lateral Vigaray robó un balón en la banda derecha del ataque y Sergio Rico evitó que el centro-chut acabara con un remate de los madrileños.

Tras el susto, llegaría otro arreón sevillista y con él, los dos goles que premiaron la iniciativa que el conjunto de Nervión mantuvo durante el primer periodo. La lata se abriría después de que Banega conectara un duro disparo que Guaita tuvo que rechazar, y allí el más listo de la clase, Gameiro, la enchufó para dentro.

Posteriormente, llegó otra gran noticia para Emery y los suyos: la estrategia volvía a dar rédito con una acción de gol. Ante el despiste defensivo de los getafenses, Banega sacó rápidamente una falta y Gameiro volvía a recibir el balón dentro del área para fusilar a Guaita. Llegaba el segundo tanto local y en un minuto clave, justo antes del descanso.

El segundo tiempo fue una fiesta en el Pizjuán con un equipo y una afición totalmente en comunión. Los pupilos de Fran Escribá se vieron incapaces de frenar el ciclón sevillista. Tan solo con tres penaltis lograron parar las continuas acometidas de los hispalenses. Primero, el argentino Banega transformaría la pena máxima y luego Gameiro sería quien se encargaría de batir nuevamente al guardameta visitante, firmando el hat-trick y completísimo partido. Por último, el ucraniano Konoplyanka se quiso sumar a la fiesta e hizo el quinto también desde los once metros.

A partir de ahí, el fútbol fue lo de menos, el trabajo ya estaba hecho. Sin duda, el Sevilla FC firmó su mejor partido de la temporada y goleó a un Getafe que en el segundo periodo no tuvo opciones. Los hispalenses se sitúan con 12 puntos y, provisionalmente, en la novena posición de la tabla. La goleada sevillista fue el mejor bálsamo para confirmar las buenas sensaciones tras el partido en Manchester, y también un plus de optimismo para visitar al Villarreal en El Madrigal y recibir a City y Madrid en casa.