Inicio NBA Los Bulls no pueden con unos Warriors que siguen haciendo historia‏

Los Bulls no pueden con unos Warriors que siguen haciendo historia‏

267
0
Compartir

Bulls at Warriors (2)Butler y Hinrich no pudieron frenar a Curry, quien de nuevo lideró a unos Warriors que aún no conocen la derrota y que de esta forma consiguen su decimocuarta victoria consecutiva.

Los Chicago Bulls, de nuevo con la ausencia de Derrick Rose por una lesión de tobillo, visitaban Oakland para medirse a los Golden State Warriors en el Oracle Arena, en un partido al que los visitantes llegaban con la clara intención de romper la racha de los locales, además de medir su nivel real ante los recientes campeones de la NBA.

El partido arrancó con una defensa muy agresiva de Hinrich a Steph Curry, quien prácticamente no era capaz de entrar en contacto con el balón en los primeros instantes. A pesar de todo, el ritmo en ataque de ambos equipos era frenético, con posesiones muy cortas en ambos lados de la cancha. Además de su intensidad defensiva, Captain Kirk parecía hacer retroceder el tiempo, anotando 9 puntos en alrededor de 6 minutos. Los Bulls seguían llegando hasta el aro con relativa facilidad y un aterrizaje de Jimmy Butler para finalizar un tremendo alley oop así lo evidenciaba. Sin embargo, Golden State comenzó a apretar en defensa y con un mate de Ezeli y un triple de Curry recortaban la distancia en el marcador. También sería el propio Steph quien le regalaría una de las asistencias de la temporada a Iguodala, tras robar un balón en cancha de los Bulls. A pesar de todo, Chicago se marchaba 1 punto arriba para acabar el cuarto (29-28).

El segundo periodo comenzó con muchas imprecisiones en ataque para ambos equipos, sobre todo para unos Bulls que no encontraron la canasta en los primeros 4 minutos. Los Warriors se marchaban, pero Gasol y Mirotic asumieron la responsabilidad ofensiva y volvieron a darle el liderato a los de Hoiberg. Niko seguía sumando, pero un triple de Iguodala y otro de Harrison Barnes volvían a poner a GSW al frente para marcharse al descanso con 3 puntos de diferencia a su favor (47-50).

El tercer cuarto comenzaba de nuevo con rápidas posesiones y alto ritmo anotador. Curry ponía el espectáculo para los locales mientras Jimmy Butler aportaba la efectividad visitante. Kirk Hinrich intentó llevar su duelo con Curry al terreno personal en alguna ocasión, reto del que no saldría muy bien parado. Mientras tanto, Butler seguía a lo suyo, jugando y haciendo jugar a sus compañeros, siendo la única forma consistente de los Bulls para sumar en ataque. Por momentos, la defensa de Chicago les permitía correr, lo que les dio de nuevo el liderato a los hombres de Hoiberg. Pero el “Jimmy System” tiene un límite y los Bulls empezaron acusar la baja de DRose sobre todo a nivel ofensivo, lo que les llevaba a afrontar el cuarto periodo con 4 puntos de desventaja (73-77).

Los 12 minutos decisivos arrancaron con un cortocircuito en ataque para los Warriors, debido en gran medida a la intensidad defensiva de Chicago. Jimmy Butler seguía apareciendo en ambos lados de la cancha y apareció para colocarle un gorro a Klay Thompson que no olvidará fácilmente. A pesar de que otro alley oop para Ezeli daba ventaja de 3 puntos a los Golden State Warriors, Kirk Hinrich anotaba la réplica con un triple para empatar el partido a falta de algo más de 5 minutos para el final. A medida que el crono avanzaba, el nivel defensivo de ambos equipos ascendía hasta cotas épicas, lo que convertía anotar en terreno reservado para los valientes. Lugar donde apareció Harrison Barnes, con dos triples consecutivos que daban ventaja de 10 puntos a Golden State a falta 41 segundos y que cerraban el partido. Al final, victoria de los Warriors por 94-106, que igualan el mejor arranque de la historia de un equipo defensor del campeonato desde los Celtics de la temporada 1957-58, con un récord de 14-0.

Los mejores del partido por parte de los Warriors fueron Curry (27 puntos) y Barnes (20 puntos/9 rebotes) y mientras que en los Bulls lo fueron Butler (28 puntos/9 rebotes/7 asistencias) y Hinrich (17 puntos).