Inicio 1ª División Real Madrid 0-4 FC. Barcelona: El Barça aplasta al Real Madrid

Real Madrid 0-4 FC. Barcelona: El Barça aplasta al Real Madrid

414
0
Compartir

Luis SuarezEl FC. Barcelona ha cerrado otra noche histórica frente al Real Madrid al endosarle un contundente 0-4 en el Santiago Bernabéu. Lo ocurrido en este primer clásico de la temporada es muy difícil de explicar si entramos a valorar la calidad de los jugadores expuestos sobre el césped. El Barça volvió a sentirse muy superior a los blancos en su propia casa y jugaron a su antojo, probando, buscando huecos y perforando las redes de un Keylor Navas que no tuvo ángel. En cuanto al Real Madrid es muy difícil señalar a alguien porque faltarían dedos, ningún jugador estuvo a la altura del partido ni del rival y fueron humillados de la peor forma posible, con fútbol.

El partido empezó mostrando una imagen fugaz, un Real Madrid que presionaba y parecía que tenía ganas de ganar este clásico pero la realidad les dio de bruces en los morros a los diez minutos cuando Luis Suarez hacía lo que mejor sabe, perforar la portería rival. A partir de ahí empezó la pesadilla de los jugadores y sobre todo de la afición, que tuvieron que hacer un esfuerzo mayor acudiendo horas antes al estadio para pasar la seguridad y después llevarse ese bochornoso ridículo en las retinas. El Barça lo tenía todo a favor, en gran parte gracias a los jugadores que jugaban cómodos y ejerciendo un dominio apabullante en el centro del campo. El segundo gol blaugrana llegó cerca del minuto 40 gracias a uno de los jugadores del partido, Neymar. Ese segundo gol desató la furia de la grada y se vieron numerosos pañuelos blancos pidiendo la dimisión de Rafa Benítez y Florentino Pérez.

IniestaEn el segundo tiempo no hubo reacción de los blancos, el desconcierto era más grande que el orgullo y el Barça siguió imponiendo su dominio y su grandeza. Iniesta, seguramente el mejor jugador del partido, quitó las pocas posibilidades que tenían los blancos de remontar marcando el tercer gol, un golazo llegado de una jugada brutal y culminada con un disparo desde fuera del área a la altura del jugador que es Andrés. Mientras tanto, Sergio Ramos estaba perdido, Varane mucho más nervioso que nunca, el centro del campo desaparecido y la ‘BBC’ inexistente. Al Barça sólo le quedaba disfrutar de la noche, volver a hacer historia delante de su máximo rival y esa tarea recayó sobre Luis Suarez que fue el autor del cuarto y último gol. El público del Bernabéu volvió a mostrar su enfado con pitadas dirigidas a personas en particular, Cristiano, Florentino, Benítez… Pocos se escapaban al enfado de la gente. El Barça tenía una última misión, una misión que quería cumplir a toda costa Piqué que era marcar el quinto gol, la manita pero fue lo único que no pudieron conseguir en una noche histórica.