Inicio 1ª División Deportivo 1-1 Sevilla FC: Suma, pero sigue sin convencer fuera de casa

Deportivo 1-1 Sevilla FC: Suma, pero sigue sin convencer fuera de casa

207
0
Compartir

depor sevilla cani krychowiak rcdlc

El Sevilla empató en Riazor frente a un Depor, que pasa por un buen momento en la actual campaña y con un Lucas Pérez de dulce, el cual necesita muy poco para ver portería contraria. Y eso que el primer contratiempo para el Deportivo llegaría pronto y en forma de lesión. Oriol Riera se echaba al suelo en el minuto 10 y tenía que ser sustituido por Jonathan Rodríguez, el cual estuvo muy peleón durante todo el encuentro.

Sin embargo, la primera ocasión caería del lado sevillista, a través de un lanzamiento de falta directa ejecutada por Konoplyanka, que se perdió a escasos centímetros de la escuadra de la portería local. Precisamente mediante el balón parado, tras una falta innecesaria de Rami sobre Jona en la frontal del área, fue cómo el Depor se puso por delante en el marcador. Lucas Pérez disparó directo y el bote del balón sobre el césped despistó a Sergio Rico en su estirada y el guardameta nervionense no pudo evitar que el balón acabara en sus redes.

Los mismos protagonistas se midieron minutos antes y, en esa ocasión, el portero hispalense salió como vencedor en el envite, sacando un mano a mano a Lucas, después de que el delantero coruñés realizara una buena jugada individual. Sin duda, el deportivista volvió a ser el hombre más destacado entre los futbolistas alineados por Víctor Sánchez del Amo.

El Sevilla tuvo dos claras oportunidades de empatar el partido antes de que llegara el descanso. La primera de ellas en un contragolpe conducido por Vitolo y en la que el centro de Gameiro fue rematado por Konoplyanka, de forma acrobática. Y posteriormente, una incursión de Escudero por la derecha fue a parar a la bota derecha de Gameiro, pero el francés tuvo que hacer un disparo forzado por la situación de la jugada.

En el segundo periodo, el conjunto gallego volvió a salir con intensidad y, en el primer minuto de la reanudación, ya había disparado a puerta Jona tras un buen pase de Cani a la espalda de la defensa. El uruguayo, minutos más tarde, sería nuevamente protagonista tras enganchar un buen remate en el segundo palo que se perdió muy cerquita del palo izquierdo de Sergio Rico.

Ante el panorama, Emery lo vio claro e introdujo un doble cambio: salían del campo Vitolo y Konoplyanka e ingresaban en el mismo Reyes y Llorente. El equipo hispalense lo intentó anteriormente con muchos desmarques de Gameiro a las espaldas de los laterales, pero al salir el francés del área, la referencia en el interior de ella se perdía. Ahora, con dos delanteros, esa zona la intentaría aprovechar el delantero riojano.

Además, los rojiblancos ganaban la opción de la jugada directa y la prolongación. En una de ellas, Llorente peleó por alto el balón con Sidnei y el rebote quedó en la frontal para Gameiro, que disparó desviado arriba. Hasta el propio Krychowiak se animaría con un lanzamiento desde la frontal, que obligó a esforzarse a Lux para atrapar en dos tiempos. Los locales, cada vez más replegados dejando aislados en ataque a sus dos referencias, seguían creando peligro  con balones directos, pero siempre teniendo en cuenta el gol que, de momento, les mantenía por delante en el electrónico.

Sin embargo, la renta coruñesa no sería suficiente, ya que el Sevilla aprovecharía uno de los pocos despistes de la zaga local. Un avispado Reyes sacó una falta lateral rápidamente, Mariano centró desde su banda, Llorente la acomodó de pecho a la perfección e Iborra quedó solo y acabó batiendo a Lux, poniendo el empate en el marcador. De ahí al final, ambos conjuntos intentarían hacerse con el triunfo, pero también tenían mucho miedo de perder el punto que se llevarían  si el partido acababa en empate.

Después del mal arranque a domicilio en esta temporada, el punto no es del todo malo, ya que al menos el equipo hispalense suma fuera de Nervión. Bien es cierto que hay mucho que corregir si se quiere pelear por puestos europeos a final de temporada, pero ahora los de Unai deben centrarse en el partido de Champions frente a la Juventus para acabar tercero de grupo y tener así un sitio en la Europa League.