Inicio 1ª División Sevilla FC 2-0 Sporting: Arreones sevillistas acaban derribando el muro del Sporting

Sevilla FC 2-0 Sporting: Arreones sevillistas acaban derribando el muro del Sporting

292
0
Compartir

Gameiro krycho sevilla sportingParecía que el Sevilla arrancaba con ganas el partido. Solo le hizo falta dos minutos para crear peligro en la meta de Cuéllar con un disparo de Banega desde la frontal que se perdió cerca del palo izquierdo. Sin embargo, solo fue una sensación que no se confirmaría en el resto de la primera mitad.

El equipo hispalense se mostró muy predecible con un juego bastante lento que permitía al Sporting de Gijón no sufrir casi nada. Los de Abelardo realizaron un correcto primer tiempo en el que estuvieron muy replegados y saliendo bien a la presión en determinadas situaciones del encuentro. Además, los asturianos se mostraron muy solidarios en las coberturas, sobre todo cuando la jugada sevillista se hacía por banda.

El choque transcurría carente de ritmo, y la grada nervionense reclamaba a los suyos un juego ofensivo más veloz para sorprender al rival. Tanto llegó a afectar esta situación a los futbolistas locales que el propio N’Zonzi rifó un balón sin sentido cuando su equipo trataba de empezar la acción de ataque. Las escasas apariciones de Banega en tres cuartos de campo, donde realmente es desequilibrante el argentino, se debían a que tenía que bajar demasiado a recibir para iniciar y darle sentido al juego sevillista. Y eso, lo hacía todo más difícil.

Quizá la oportunidad más clara de los de Emery fue pasada la media hora de juego, cuando Krohn-Dehli cambiado de banda, puso un centro al segundo palo donde remató blandito Llorente a las manos de Cuéllar. Por su parte, los visitantes tampoco se aproximaron demasiado, ya que únicamente dos lanzamientos desde la frontal de Mascarell y Halilovic fueron lo más destacado.

La segunda mitad empezó con otro ritmo totalmente diferente. La entrada de Konoplyanka le dio mucha más vertilidad al conjunto andaluz, que se fue descaradamente a por el gol. Así, en apenas 3 minutos creó mucho más peligro que durante toda la primera mitad. El ucraniano y también Banega disfrutaron de varias ocasiones bastante claras que pudieron desequilibrar el marcador. Y, por supuesto, ante esta actitud la grada respondía y animaba rugiendo mucho más. Sin duda, la aparición del extremo sevillista cambió radicalmente la dinámica del  juego.

El Sporting se veía dominado y Abelardo, por supuesto, era consciente de ello, así que se decidió a sacar del campo a su máxima referencia, Castro, e introducir al terreno de juego a Lora, reforzando la banda derecha con un doble lateral. Además, el técnico asturiano tendría el contratiempo de la lesión de Meré, por lo que tuvo que volver a reajustar su defensa.

Mientras tanto, los locales seguían a lo suyo, apareciendo mucho en ataque y creando peligro sobre la portería de Cuellar, el cual no perdía ningún saque de puerta para ganarle segundos al cronómetro. Pero finalmente, ni el guardameta visitante ni su equipo conseguirían lograr su propósito de llevarse puntos del Pizjuán.

Tendría que ser desde el punto de penalti cómo el Sevilla se pondría por delante en el electrónico. Un claro agarrón de Luis Hernández a Llorente, que además le costaría la segunda amarilla al defensor sportinguista, sirvió para que Gameiro batiera desde los once metros a Cuéllar.

Los visitantes, con un hombre menos, tuvieron la opción de empatar con una volea desde la frontal de Jony que se fue muy cerquita de la meta defendida por Sergio Rico. Pero posteriormente, el Sevilla sentenciaría el partido con una buena acción nuevamente de Konoplyanka por la izquierda, cuyo centro fue rematado a la red por el francés Gameiro.

El Sevilla acabaría el partido sumando más oportunidades de gol, como el disparo al palo de Banega, pero la historia ya estaba escrita. El Sevilla vuelve a sumar de tres en casa, y afronta con optimismo una semana bastante importante que acabará con el derbi sevillano frente al Betis. Antes, los de Emery tendrán que cumplir el trámite en copa frente a la UD Logroñés.