Inicio Copa del Rey Sevilla FC 2-0 UD Logroñés: A octavos de final sin complicaciones

Sevilla FC 2-0 UD Logroñés: A octavos de final sin complicaciones

289
0
Compartir

inmobile sevilla logroñesEl Sevilla no necesitó acelerar demasiado para cumplir en la vuelta de la eliminatoria copera. Después de solventarla con el 0-3 de la ida, los hispalenses solo tenían que estar serios para firmar el trámite y meterse en los octavos de final de la Copa del Rey, donde el equipo rojiblanco conocerá su rival el próximo viernes.

Los sevillistas afrontaron el partido con tranquilidad y Emery volvió a dar oportunidad a los futbolistas que menos minutos están teniendo en la temporada combinándolos en el terreno de juego con algunos canteranos. En ese sentido, la principal novedad fue la titularidad de Kakuta, que volvía tras un largo periodo de inactividad por lesión y acabó jugando los 90 minutos.

En lo futbolístico, las escasas esperanzas de los riojanos desaparecieron cuando al cuarto de hora de juego se adelantó el Sevilla. Una buena combinación de contragolpe entre Reyes e Iborra, acabó con un remate de Inmobile que no pudo despejar el guardameta visitante Fermín.

Sin embargo, los de Carlos Pouso se estiraron y tuvieron oportunidades Michel e Iker Alegre, entre otros, aunque sin demasiadas consecuencias para la meta de David Soria. El canterano logró mantener la portería a cero durante los 180 minutos de la eliminatoria.

La renta se ampliaría antes del descanso con una obra de arte de Reyes. El utrerano, el mejor sin duda de los sevillistas, se reivindicó demostrando que quiere ejercer un papel importante en el derbi, y puso en la escuadra un libre directo que lanzó con la zurda desde la frontal.

La eliminatoria ya estaba más que sentenciada, y por eso, la segunda parte se jugó con menos intensidad aún. El partido fue decayendo en ritmo y ya no hubo tantas ocasiones. La nota más negativa fue la expulsión de Iborra, que se pasó de frenada, y no podrá estar por sanción en la ida de octavos de final del torneo del ‘KO’.

Ahora sí que sí, no hay distracciones y la mente solo piensa ya en el derbi. Sin duda, el Sevilla no está bien este ejercicio fuera de casa, ya que aún no ha ganado ningún partido. Por ello, afronta el partido en el Benito Villamarín recuperando sensaciones y con la firme intención de conseguir el primer triunfo a domicilio de la temporada.