Inicio 1ª División Sevilla FC 2-1 Málaga CF: El minuto de oro de Gameiro

Sevilla FC 2-1 Málaga CF: El minuto de oro de Gameiro

537
0
Compartir

Gameiro Sevilla Lo que es el fútbol… El Sevilla no estaba cómodo sobre el césped, mientras que el Málaga parecía asentarse cada vez más con el paso de los minutos. Seguramente, pasada la media hora de juego y después de que el conjunto malacitano gozara de las mejores oportunidades hasta el momento, Javi Gracia caminaba pensativo en la banda imaginándose la cara que se le podría quedar si el Sevilla acabara golpeando primero en el marcador.

No se equivocaría el bueno de Javi Gracia, lo que posiblemente no esperara es que en un minuto de juego se pondría tan de cara el partido para los de Nervión,que se colocaban 2-0 rondando el minuto 40 de partido. Gameiro, el más listo de la clase como casi siempre, aprovechó dos buenas asistencias, la primera genial de Rami en un pase largo, y en ambas ocasiones acabó batiendo con sutiles vaselinas al guardameta Kameni.

Hasta ese momento, el equipo dirigido por Unai Emery no había hacerse claramente con el dominio del partido, puesto que aunque tenía un poco de más posesión, cuando los malagueños tenían el esférico en su poder se acercaban con mucho más peligro al área de Sergio Rico.

Los visitantes salieron con la convicción de ahogar la salida de balón sevillista con un nivel alto de presión en el que Charles era la punta de lanza. Una vez robaban en tres cuartos o más atrás, su intuición les llevaba a combinar rápido para buscar rápidamente una ocasión de peligro. Y la verdad es que el Sevilla se lo estaba facilitando, pues perdió varios balones que a priori parecían pases sencillos.

Sin embargo, en el segundo tiempo, los rojiblancos salieron mucho más sueltos debido a la confianza que les otorgaba la ventaja lograda en el marcador. De esa forma, pudieron ampliar la diferencia de goles con un remate de cabeza de Trèmoulinas o una acción en la que se le fue el control a Gameiro cuando se quedaba solo para encarar a Kameni.

El paso de los minutos fue provocando que el Málaga asumiera el doble golpe recibido al filo del descanso, y se recompuso paulatinamente sobre el terreno de juego, llevando de nuevo peligro al área nervionense. El Sevilla no encontraba la pausa necesaria y se precipitaba una y otra vez en los pases buscando un contragolpe rápido que le permitiera finiquitar el partido.

Tendría la ocasión de hacerlo con un disparo de Gameiro que Welligton salvó en la línea cuando Kameni estaba ya batido. No conseguían cerrar el partido los hispalenses y el Málaga se metió de forma clara en el encuentro recortando distancias en el marcador por mediación de Charles. El delantero aprovechó una falta botada por Duda y daba vida a su equipo.

A partir de ahí el Málaga dio un claro paso adelante y se fue lógicamente en busca del empate. Se empezó a crear un clima de tensión en el Pizjuán, ya que cada vez que los malagueños disponían de una jugada a balón parado había al menos sensación de peligro en el área de Sergio Rico.

El tramo final del partido dejó dos expulsiones, una para cada equipo. Iborra vio la roja directa y Boka fue sancionado con dos tarjetas amarillas en apenas un minuto de juego, pero ello no afectaría al resultado final.

Así, el Sevilla se defendería y conseguiría una importantísima victoria ante un Málaga que llevaba seis jornadas consecutivas sin perder. Los goles de Gameiro permiten a los de Unai seguir sumando de tres en tres en el Pizjuán y mantener la lucha por meterse en los puestos que dan acceso a competiciones europeas.