Inicio Portada Real Jaén 1-1 Sevilla Atlético: Una de cal y otra de arena

Real Jaén 1-1 Sevilla Atlético: Una de cal y otra de arena

325
0
Compartir

El Real Jaén consiguió un meritorio empate ante el Sevilla Atlético, pese a no realizar una buena primera parte, con un equipo ciertamente desubicado sobre el césped de La Victoria. Aún así y ya en la segunda mitad, a pesar de ponerse por debajo en el marcado, el conjunto de Arconada se rearmó y empezó a realizar su juego, lo que le permitió conseguir lograr el empate, al transformar Sergio Molina una pena máxima y, después del tanto local, pudo dar la vuelta al electrónico, pero la madera desbarató el buen hacer lagarto.

Foto: Pedro J. Carmona
Foto: Pedro J. Carmona

En cuanto al partido, el equipo sevillano, dirigido por Carlos Fernández, tomó la iniciativa del partido con mucha personalidad y descaro, a pesar de encontrarse en un escenario difícil, dada la solidez adquirida por el Real Jaén en casa. Sin embargo, la imprecisión del equipo de Arconada en la elaboración, trabó su juego, permitiendo al filial sevillista gozar de las mejores ocasiones, pero un inspirado Felipe Ramos, evitó que los visitantes se pusieran por delante antes del descanso.

En la reanudación, el conjunto de Gonzalo Arconada empezó a encontrarse  sobre el césped de La Victoria y empezó a llevar peligro al área visitante. Hugo Díaz fue el primero que pudo poner a los jiennenses por delante, pero su disparo se estrelló en el travesaño. Sin embargo y con un Real Jaén incisivo, quien golpearía primero sería el Sevilla Atlético, gracias al gol de Borja Lasso. A partir de este mazazo, el partido parecía caer un poco del bando visitante, pero un penalti de Matos sobre Hugo Diaz y que Sergio Molina transformaría, para poner las tablas en el marcador.

Con el empate que campeaba en el electrónico, el Real Jaén quemó todas sus naves y Santi Villa tuvo el gol de la victoria en sus botas, pero su tiro fue repelido por la madera.  Así pues y con el pitido del colegiado que decretaba el final del partido, los jugadores del Jaén se retiraron al túnel de vestuarios con una sensación un tanto agridulce. Un partido que pudieron ganar, pero que gracias al empate cosechado, le permite mantener su quinta plaza en la clasificación. Una de cal y otra de arena para el cuadro entrenado por Gonzalo Arconada.