Inicio Portada El Real Jaén se reencuentra este domingo con Álvaro Montero

El Real Jaén se reencuentra este domingo con Álvaro Montero

268
0
Compartir

El ex delantero lagarto es uno de los refuerzos de invierno del Almería B

Foto: Ideal
Montero ante el R. Jaén | Foto: Ideal

Este domingo, el Real Jaén visita el Estadio de Los Juegos del Mediterráneo. Se enfrenta al filial del Almería, colista en la tabla y necesitado de sumar para salir de ese pozo. En ese sentido, los rojiblancos se agarran a los cambios tras la llegada a finales de diciembre de Fernández Estévez como nuevo entrenador y de algunos de sus refuerzos de invierno. Entre ellos, destaca un viejo conocido de la parroquia lagarta: Álvaro Montero.

El espigado delantero madrileño acaba de llegar a Almería procedente del Cartagena. Montero pasó un año y medio en el Real Jaén. Llegó también en un mercado invernal, cuando el Real Jaén disfrutaba de las mieles de la Liga Adelante. Traía la vitola de goleador del Zamora, aunque las lesiones le impidieron ayudar demasiado en el dramático descenso. Siguió en la temporada siguiente en las filas blanquimoradas. En la primera vuelta, Montero se salió. Anotó nueve goles y sostuvo las opciones del Real Jaén. Sin embargo, de nuevo los problemas físicos le diluyeron y en la segunda vuelta apenas sumó dos goles más. Acabó ese segundo año de periplo con 11 goles en 27 encuentros 

En verano, sus altos emolumentos y el bajo rendimiento del último tramo del año anterior derivaron en la rescisión de su contrato. Encontró acomodo en el FC Cartagena, rival del grupo IV. En tierras murcianas no ha encontrado la continuidad necesaria. 16 encuentros, seis  de ellos de titular y tres goles. En la victoria cartagenera por la miníma ante los de Arconada jugó de inicio aunque fue sustituido en el minuto 67 y ya no volvió a un once inicial. Esa irregularidad ha conllevado su salida rumbo a Almería.

En las filas almerienses, debutó la pasada semana. Disputó 90 minutos en la derrota de su equipo (2-0) ante el UCAM Murcia. Pese a ello, sus 1,90 metros y sus ganas de reivindicarse ante la que fue su camiseta hacen que el reencuentro con Montero sea una de los principales preocupaciones con las que afronta el Real Jaén el duelo del domingo.