Inicio 1ª División Sevilla FC 3-1 Levante UD: Una máquina de ganar en casa

Sevilla FC 3-1 Levante UD: Una máquina de ganar en casa

265
0
Compartir

Sevilla Levante Iborra GameiroNo se había sentado gran parte de la afición nervionense es sus correspondientes asientos cuando el Sevilla ya estaba por delante en el marcador. No se había cumplido el minuto de juego y la primera subida por banda de Trèmoulinas sirvió para que Gameiro, tras un toque con la espalda de Iborra, disparara y batiera a Mariño. Segundo 52 de partido y se le ponía muy cuesta arriba el partido al Levante.

Sin embargo, el equipo valenciano estuvo a punto de empatar poco después cuando un disparo de Morales no fue bien atrapado por Sergio Rico y la pelota acabó golpeando en el palo. Los visitantes plantearon un duelo muy abierto con alternativas para ambos conjuntos. Consciente de que le podía salir caro, por supuesto, ya que los hispalenses tienen mucho peligro al contragolpe; dejó espacios entre líneas con la confianza de que Ghilas y compañía hicieran daño a la zaga rojiblanca.

Y, en cierto modo, Rubi lo consiguió, ya que la defensa local se mostró sin tensión en algunos acercamientos levantinistas que bien pudieron significar la igualada en el marcador. Un lanzamiento desde media distancia y un chut lejano de Rossi, que se perdió a escasos centímetros de la meta defendida por Rico, fueron las ocasiones más claras de un Levante que se mantenía muy vivo en el choque.

Por su parte, el Sevilla tuvo también opciones de ampliar la diferencia gracias a un inspirado Reyes, quien apareció con mucha frecuencia con espacios, y ahí el utrerano es capaz de inventar maravillosas jugadas. De sus botas partieron la mayoría de combinaciones peligrosas, que acababan con Gameiro como protagonista, pero los disparos del francés fueron despejados por Mariño.

El Sevilla lograba mucha amplitud en su juego debido a las constantes incorporaciones dé Trèmoulinas y Mariano. Precisamente ambos laterales a punto estuvieron de fabricarse una jugada de gol. Mariano centraba a la frontal y por allí aparecía el francés para disparar con su pierna menos buena y encontrarse con el buen hacer de Mariño, quien volvía a desbaratar la ocasión rojiblanca.

Al inicio del segundo periodo, el Levante volvería a condenarse en el primer minuto, ya que el equipo de Emery marcaría el segundo tanto en el que los protagonistas se intercambiaron los papeles. En esta ocasión, Gameiro fue el asistente e Iborra, a portería vacía, se vistió de goleador.

No obstante, el conjunto valenciano no agacharía la cabeza y se volvería a meter en el encuentro gracias a un doble error, primero de Cristóforo en la salida de balón, y luego de Sergio Rico, al que se le escapó la pelota de las manos. Así fue cómo el disparo desde la frontal de Rossi acabaría introduciéndose en la portería sevillista, estableciendo el 2-1 en el electrónico.

El Levante pudo empatar por mediación de Morales, que se marcó una muy buena jugada personal por banda izquierda, pero su disparo fue despejado por Sergio Rico. También el centrocampista lo intentó con una volea desde la frontal, pero ahí el guardameta hispalense se mostró seguro y atrapó con confianza el esférico.

A falta de un cuarto de hora, llegaría la puntilla para los granotas cuando tras un contragolpe local, Konoplyanka agarró la pelota donde le gusta y la puso en la escuadra inalcanzable para Mariño. Extraordinario disparo del ucraniano para llevar la tranquilidad a la afición sevillista después de esos minutos de incertidumbre.

Suma y siguen los de Unai en casa, y ya son 10 victorias ligueras durante esta temporada. 30 puntos de 36 posibles es el bagaje que suma este equipo en el Pizjuán donde ha mostrado una gran solvencia para ganar partidos. Ahora el Sevilla afronta ese triple enfrentamiento con el Celta con los dos partidos de semifinales de copa y, entre ellos, el partido liguero en Balaidos.