Inicio 1ª División José Cuesta,un madridista recordado por su familia: palabra de fútbol

José Cuesta,un madridista recordado por su familia: palabra de fútbol

380
0
Compartir

José Cuesta Pérez (2)El fútbol tiene tantas formas de expresarse que, aunque vivamos cien años, nunca sabremos qué caminos nos quedan por recorrer. Palabra de Fútbol abre hoy sus páginas para mandar una carta, no sabemos a dónde. Da igual. Lo importante es que la familia de un aficionado al fútbol, de un madridista de la era de Gento, Don Alfredo o Puskas, quiere recordarlo aquí. Somos un medio abierto y que siempre está cerca de las personas y sus deseos. La carta, escrita por su hijo y por su nieta, es un regalo a la memoria sencilla y de un un amante del fútbol y de su familia que dejó el rastro amable de una persona excelente, repartido entre toda la gente que lo sigue queriendo. En mitad de la Liga, de los fichajes y del tiempo perdido, colamos…las palabras tiernas que cuentan una pérdida y una esperanza. Sencillo, tierno, directo…

“Estabas destinado a ser alguien especial, por eso naciste el único día del año en que todos nos permitimos la licencia de creer en la magia y la ilusión. No hay nada más bonito y lleno de esperanza que una mañana de día de Reyes y por eso elegiste ese día para iniciar tu camino y por eso, precisamente, siempre elegimos ese día para recordarte, aunque sigues presente en nuestras vidas cada día.

Sigues en la mirada de la abuela, en su sonrisa nostálgica cuando piensa en ti, en su día a día. Permaneces en tu casa, en tu sillón del salón y en tu sitio en la mesa…”el que se sienta en el sitio del abuelo no se casa”. Qué sepas que casi todos tus nietos nos peleamos por él.

Continuas en tus hijos, en sus grandes éxitos pero también en sus fracasos. En ese consejo o reprimenda que ya no existe, pero que ayudaba a seguir adelante siendo un poco mejor. Te extrañan en los buenos momentos pero sobre todo, te necesitan en los malos.

Has estado en aquellas bolsas de chucherías que preparabas para tus nietos con tanta ilusión. No estuviste con nosotros en tu gran día, pero la vida que siempre te recompensa nos regaló que podamos seguir celebran ese día con Sergio.

Te recordamos en nuestras celebraciones, en nuestros gestos y en nuestros hoyuelos, tan parecidos a los tuyos y en el genio de muchos de nosotros. Te recuerda tu hijo Luismi, por las tardes de fútbol compartidas. Por la desesperación ante los errores abitrales, por la emoción ante los goles poderosos de Santillana o por la habilidad de Hugo Sánchez y Butragueño. Te recordamos por tu afición, sin medida a los colores del Real Madrid y por tu forma de compartir esa alegría de los triunfos y las decpciones de las derrotas. En el fondo, ganando o perdiendo, eras un gran deportista de la vida.

Y yo, que ahora viajo a Suiza con frecuencia, cada vez que veo algo bonito, un lago, Los Alpes, cualquier rincón con encanto, imagino que, tal vez, tú también estuviste allí y lo que sentías cuando veías un sitio nuevo… Abuelo nunca te olvidaremos”

Tu hijo Luis Miguel Cuesta Carmona y tu nieta Rosa Mari Cuesta Martínez