Inicio Copa del Rey Sevilla FC 4-0 RC Celta: Gameiro guía al Sevilla a una nueva...

Sevilla FC 4-0 RC Celta: Gameiro guía al Sevilla a una nueva final

366
0
Compartir

Sevilla Rami N'Zonzi Kolo TrèmoulinasCon garra y fuerza empezó el Sevilla el partido. Empujado por los cánticos de la afición nervionense, que no dudó en ofrecer un gran nivel ante la posibilidad de llegar a una nueva final, el equipo de Unai Emery estuvo a punto de adelantarse nada más comenzar el choque con un remate de cabeza de Kolo, que se perdió a la derecha de la portería visitante.

Ambos equipos se resistían a perderse el respeto, y a pesar de la incisiva presión de la línea ofensiva sevillista, los de Berizzo no querían renunciar a su modo de juego e intentaban sacar la pelota jugada desde la defensa.

Pasado el cuarto de hora, el Sevilla volvió a dar otro arreón, y tuvo ocasiones de gol para adelantarse con un disparo de un voluntarioso Vitolo y los remates de Kolo y N’Zonzi. Pero, sin duda, la oportunidad más clara para los nervionenses llegaría con la acción del penalti, que no pudo transformar Gameiro. Un claro derribo de Sergi Gómez a Vitolo ofreció la opción desde los once metros, pero el delantero francés se encontró con una buena estirada de Rubén Blanco.

Ese fallo mermó el dominio de los locales y dio alas a un Celta que gozó de ocasiones realmente claras. Primero, con un remate de Cabral al palo tras un jugadón por banda de Orellana; y posteriormente, sería el extremo chileno quien no acertó con su disparo después de quedarse solo dentro del área.

Sin embargo, cuando mejor estaban los vigueses y el encuentro se encaminaba hacia el descanso, el Sevilla abriría la lata con un gol de Rami. El central francés cabeceó en el corazón del área un lanzamiento de esquina de Ever Banega, que significó el primero de la noche.

Un gol totalmente psicológico antes del descanso que, obviamente, iba a condicionar el resto del partido. El Celta ahora tenía que dar un pasito adelante, y tras arrancar el segundo periodo, a punto estuvo de empatar el choque con un nuevo remate de Cabral después de que Aspas se inventara un pase de espalda a la portería.

Se fue durmiendo el partido a partir de ese momento, y solo volvería a despertar con dos zarpazos de Gameiro… ¡Qué velocidad la del del francés! En la primera, el punta pudo resarcirse del error del penalti y batió con sutileza a Rubén colocando su disparo en la escuadra. En la segunda volvió a ganar un balón en largo y, en esta ocasión, logró ponerla en el fondo de las mallas tras superar al guardameta visitante entre las piernas.

En dos minutos el equipo de Emery triplicaba su ventaja y se colocaba 3-0 en el marcador. El Ramón Sánchez Pizjuán era una fiesta, pero la alegría manifiesta en las gradas se apagaba por momentos cuando el Celta se aproximaba al área hispalense. Un gol del Celta cambiaba completamente el guión del partido, y la incertidumbre seguía presente.

Era ya casi más importante no recibir gol que ampliar la diferencia. Pero aún así, Vitolo encontraría un resquicio para meter un preciso pase en profundidad, que dejaría solo a Krohn-Dehli. El danés daría la puntilla a su ex equipo con el cuarto tanto, batiendo con absoluta tranquilidad a Rubén.

El Sevilla sentencia la eliminatoria a través de contragolpes mortíferos. Los de Unai Emery, de distinta forma a cómo lo hizo ayer el Barça, pero prácticamente se asegura una nueva final con la que el sevillismo volverá a disfrutar. Ahora los rojiblancos volverán a medirse el próximo domingo con el equipo vigués en el campeonato doméstico.