Inicio 1ª División Betis 1-0 Valencia: Se acerca la primavera

Betis 1-0 Valencia: Se acerca la primavera

994
0
Compartir

El Real Betis Balompié ha derrotado (1-0) al Valencia CF en un encuentro clave para los intereses de los dos equipos. Rubén Castro volvió a firmar el gol de la victoria en casa y Charly Musonda completó un debut estelar.

Betis Rubén Castro DanI Ceballos CelebraciónTras cerrar su cesión al Real Betis, Charly Musonda dedicó el viernes a ponerle cara a una campaña promocional de su nuevo equipo por las calles de Sevilla. Al jovencísimo futbolista, sobrado de desparpajo, no le habían ni tan siquiera dado un chandal verdiblanco pero ahí estaba, manos a la obra. Menos de 48 horas después y sobre el césped del Benito Villamarín, el nombre del belga comenzó a ser coreado al unísono por la afición.

Betis y Valencia habían llegado desesperados al partido de la vigésimo tercera jornada, oliendo ya los puestos de descenso y con la moral por los suelos. Los locales decidieron correr desde el principio y acertaron. Tras poner bajo presión al equipo de Gary Neville, las grietas comenzaron a aparecer y los envalentonados verdiblancos redoblaron sus esfuerzos. Dani Ceballos, Musonda y Alfred N’Diaye agigantaron su figura y permitieron a su equipo, después de mucho tiempo, jugar en campo rival.

Los jóvenes se entendieron pronto y juntos hilaron ofensivas apresuradas. La recompensa, no obstante, llegó cuando su frenética actividad enlazó con Rubén Castro. El canario fue de nuevo principio y final. Inició primero la jugada que trenzaron Musonda y Ricky Van Wolfswinkel; condujo después el balón a la red.

Entre faltas, sobresaltos e intentonas desbaratadas avanzó el choque, con grandes momentos de desconcierto firmados por un colegiado salido de las cuevas más oscuras del fútbol español. A pesar de su actuación se llegó a cumplir el 90, ya con ambos equipos desquiciados. Fueron anulados dos goles, uno en cada portería; Gayá vio dos amarillas en un abrir y cerrar de ojos y Antonio Adán volvió a salvar a su equipo en el compás final.

Hubo más, pues Valencia y Betis son dos equipos pasionales merecedores de estudios pormenorizados, pero nada alteró el signo del partido. El Betis parece vislumbrar la primavera a lo lejos; al Valencia de Neville se le hace largo el invierno.

Por Fernando Alcalá-Zamora | En Twitter: @FAlcalaZamora