Inicio Champions League Arsenal 0-2 FC Barcelona: Messi derriba el Emirates

Arsenal 0-2 FC Barcelona: Messi derriba el Emirates

407
0
Compartir

messi

Dos jugones cara a cara en Europa. Dos estilos muy parecidos. Ganar, pero tratando bien la pelota. El Arsenal, ante el actual campeón dejó a un lado la pelota, se la regaló a los de Luis Enrique y esperó un mazazo que no llegó en el Emirates. Lo hizo ante el Bayern de Munich en la fase de grupos y la jugada no pudo ser mejor. 2-0 ante los alemanes. Hoy fue otra historia con distinto final. Un final que ya saben de sobra Barcelona. Un Messi que apareció, como siempre, sin cuajar un gran partido, pero matando a un Arsenal que necesitará mucho en el Camp Nou.

Hoy los de Wenger plantaron cara a un Barça acostumbrado a sacar el rodillo sobre el verde. Esperó y aprovechó los fallos del campeón para meter la directa en el contragolpe. Oxlade perdonó cuando las 60.000 almas del Emirates ya cantaban el gol. Tiró al muñeco el extremo inglés.

El Barça se adueñó de la pelota, encerrando a los gunners en su campo. Apenan la olían. No lo necesitaban porque esperaban matar por velocidad.

Suárez la tuvo por partida doble antes del descanso. El uruguayo falló lo que no suele fallar. En la primera abusó de generosidad cuando lo tenía todo de cara. Segundos más tarde pudo hacerlo de cabeza tras una gran combinación con Alves, pero el balón se paseó por la base del palo.

En la segunda parte el Barcelona volvió a desplegar el rondo en suelo local. Un gol fuera de casa bastaba. Pero el Barça nunca quiere uno. Neymar fue el siguiente en enfrentarse a Cech, pero el carioca se encontró con el muro checo. El partido se convirtió en un correcalles. De área en área. Giroud tuvo la más clara de los suyos, pero Ter Stegen voló para evitar el cabezazo sobre la línea de gol.

Entonces apareció el genio de Rosario. El que nunca había batido al ex del Chelsea. El tallo checo se cambió de barrio y Messi volvió a derribar a una nueva victima. El primero de Leo vino tras un gran contragolpe orquestado por sus dos socios de lujo. Neymar le cedió la gloria al argentino para anotar a placer tras tumbar a Cech. El segundo fue desde los once metros tras un incontestable penalti sobre el 10. No le tembló la bota esta vez a Messi, que derribó los muros del Emirates (también por primera vez), y casi las aspiraciones del Arsenal en la eliminatoria.