Inicio futbol contado Luis Costa, una leyenda muy unida a Jaén

Luis Costa, una leyenda muy unida a Jaén

1081
0
Compartir

luis costa fotoLuis Costa  como jugador de fútbol  ha dejado, en todos los clubes por donde pasó, una estela de futbolista de calidad y un rastro inequívoco de persona excepcional. Comprometido, leal y excelente compañero, su carrera está llena de recuerdos y de afectos que se encadenan a la hora de hacer un relato de equipos, personas y lugares. Nació en Alicante pero su vida ha terminado por vincularse, definitivamente, a la ciudad de Zaragoza y al Real Zaragoza.

Casi treinta años de fútbol con el sello inconfundible de un deportista que ha sabido, siempre, defender sus camisetas y, de forma muy especial, servir a su club, el Real Zaragoza. Luis, cuando dejó de jugar, no pudo separase del balón y renovó los votos para, esta vez, dirigir desde el banquillo. Larga trayectoria como jugador, ligado a clubes como Real Zaragoza,Mallorca, Elche, Hércules o Córdoba y técnico de clubes como Málaga, Mallorca, Córdoba, Huesca o Real Zaragoza. En el banquillo zaragocista ha logrado dos Copas del Rey y ha marcado una relación de servicio al club que la afición maña siempre ha reconocido.

Luis Costa está ligado a la ciudad de Jaén por su estrecha relación con Juanito Reina. Ambos jugadores reinacoincidieron en el Real Mallorca. El exjugador jienense siempre ha destacad las virtudes de Costa en su doble vertiente, la deportiva y la humana: “Luis era un jugador extraordinario, con una clase descomunal pero, si como jugador era bueno, como persona era un fenómeno. Tengo grandes recuerdos de él y de su mujer. Me trataron como familia y así los considero yo”. Durante su etapa en la secretaría técnica del Real Zaragoza, Luis Costa era un habitual en campos de Jaén y provincia. A sus órdenes estuvo el jugador de Lupión, actualmente en las filas del Linares, Chico. El técnico alicantino siempre ha tenido un especial aprecio a nuestra tierra y era frecuente, cuando nos visitaba, que se reuniera con amigos relacionados con el mundo del fútbol como el propio Reina, el recordado Quico Álvarez y otro jugador con el que coincidió y que reside en la capital, Prados. Muchos recuerdos y muchas horas compartidas en Jaén con esta referencia del fútbol nacional.

Juan Díaz Reina y Luis Costa también aparecen unidos  en un momento muy importante de mi vida profesional. Yo era un joven periodista que había sido destinado a la Cadena SER de Málaga. Antes de partir para la Costa del Sol,  sabiendo que Luis Costa entrenaba  al conjunto malacitano, hablé con Reina para que me “recomendara” ante su gran amigo Luis. Dicho y hecho. Juanito Reina habló con él.  Llegué a Málaga y el técnico alicantino me invitó a comer y nos conocimos. Ya, en ese momento, pude comprobar que Costa era tal y como Reina me lo había descrito. Sencillo, humano, servicial y comprensivo ante mis decenas de preguntas.  Al domingo siguiente yo debutaba en la Rosaleda para Carrusel Deportivo. Antes de comenzar el partido le pedí a Luis Costa que, pasara lo que pasara, en el partido contra el Athletic  de Javier Clemente, me gustaría tenerlo en directo después del partido para Carrusel: “No hay problema. ¿Quieres a Clemente también?”. Mi sorpresa no pudo ser mayor. Sabía que Clemente siempre era especial para las entrevistas y que tenerlos juntos era empezar con un magnífico elenco. Terminó el partido. El Málaga ganó 1-0 y pensé: “Clemente no viene”. Error. Al final del partido, los dos entrenadores con un magnífico talante, atendieron mis preguntas y las de Antonio Martín Balbuena.

Cuando, después de mi primera experiencia en La Rosaleda, llegué a la calle Palestina, donde estaban los estudios de la SER en Málaga, repasé la tarde y comprendí el valor del gesto de Luis Costa que, en una jungla de micrófonos, reporteros gráficos y cámaras de televisión se paró, comprometió a Clemente y me dispuso, como el mejor productor que yo hubiera soñado, una entrevista que, por mí mismo, en aquel momento me hubiera sido imposible conseguir.

A partir de aquel momento, afortunadamente, la vida me ha dado muchos motivos para seguir agrandando la amistad con Luis Costa y conservando la de Reina. Dos jugadores de características deportivas diametralmente opuestas que, sin embargo, se parecen como dos gotas de agua en algo: tienen un corazón que no les cabe en el pecho.

Estos días, la Peña Zaragocista Ribera Huerva ha publicado un audiovisual en el que se recoge las historia de Luis Costa. Este, sumándonos a la iniciativa de la peña zaragocista de Ribera Huerva, quiere ser también el reconocimiento de palabradefutbol.com a una leyenda viva, muy ligada a Jaén.