Inicio 1ª División Sevilla FC 1-0 SD Eibar: El Sevilla gana con lo justo

Sevilla FC 1-0 SD Eibar: El Sevilla gana con lo justo

383
0
Compartir

Llorente Sevilla EIbarNo se lo iba a poner nada fácil el Eibar al Sevilla en el Sánchez Pizjuán, y eso que los vascos llegaban con algunas bajas importantes al duelo. El dominio del equipo de Mendilíbar no se materializó en llegadas a portería, ya que solo en centros laterales y, eso sí, mediante un disparo de Gonzalo Escalante llevaron  los visitantes peligro al marco defendido por Sergio Rico.

Por su parte, el Sevilla no estuvo demasiado fino a la hora de hilar su juego; sin embargo, los nervionenses disfrutaron de las mejores ocasiones del primer tiempo. En la primera que tuvo, se puso por delante en el marcador gracias al gol de Llorente. El riojano recibió un balón desde la izquierda, protegió y tras un gran reverso, batió por bajo a Riesgo.

El delantero sevillista estuvo más afortunado que en otras ocasiones, y no solo por el gol, sino porque llevó peligro al área rival con continuos desmarques, un lanzamiento desde la frontal y un cabezazo, que se fueron desviados por poco. La afición, lógicamente, le premió el esfuerzo cuando fue sustituido en la segunda mitad.

El Eibar intentó reaccionar frente el gol hispalense, y la verdad es que mostró una buena actitud llevando, además, con criterio el balón hacia posiciones ofensivas. Pero el conjunto armero no lograba generar claras oportunidades para que tanto Sergi Enrich y Borja Bastón gozaran de jugosos opciones.

En el segundo tiempo, sí que pondría en más aprietos a Sergio Rico. El guardameta sevillista salvó a su equipo con algunas intervenciones bastante destacadas. Sobre todo, sacó una buena mano tras un remate de Borja Bastón y Mariano le ayudó despejando el balón cuando llegaba Adrián para rematar a puerta vacía.

No obstante, el portero del Eibar no se iba a quedar atrás, puesto que detuvo dos ocasiones realmente peligrosas de los sevillistas. Primero, enviando a saque de esquina un cabezazo de Carriço que iba a la escuadra; y posteriormente, sacando la pierna para desviar el disparo de Banega, después de que el argentino se quedara solo tras un contragolpe conducido por Gameiro, en la que fue una de las más claras opciones de gol de los nervionenses.

Pedonó Banega, y a punto estuvo de pagarlo caro el Sevilla. Sergi Enrich hizo lo más difícil: ganó la espalda a la defensa hispalense, aprovechó la indecisión de Sergio Rico en la salida y se marchó de él con un preciso control. Pero cuando lo tenía casi todo a su favor, excepto la posición un poco escorada, no acertó a rematar con su pierna izquierda, y perdió una ocasión clarísima para haber logrado el empate.

El Eibar demostraría una vez más su carácter competitivo y llevó el sufrimiento a la afición sevillista hasta el último segundo del partido. Y allí Sergio Rico estuvo prodigioso… Magnífica estirada del guardameta local para desviar un buen lanzamiento de falta de Saul Berjón.

De esta forma acabó el partido, con la duodécima victoria consecutiva del Sevilla en casa, esta vez, con un partido gris en el que el gol de Fernando Llorente a los 10 minutos de juego sirvió a los hispalenses para conseguir un triunfo importantísimo y asentarse aún más en los puestos europeos.

*Foto: Marca.