Inicio Europa League Athletic Club 1-2 Sevilla FC: Paso de gigante en San Mamés

Athletic Club 1-2 Sevilla FC: Paso de gigante en San Mamés

489
0
Compartir

El Desmarque Athletic Sevilla vitolo lluviaSiempre se respira fútbol en San Mamés. Es uno de esos campos en los que el ambiente adquiere una dimensión especial en las grandes citas, y si encima la climatología no acompaña con una lluvia bastante intensa, sobre todo en la primera parte, un partido de estas características puede alcanzar tintes épicos.

Comenzó con fuerza el Athletic, ya lo avisaba en rueda de prensa Ernesto Valverde. Pero ese empuje inicial pronto se vio frenado por un adversario que sabía, esta vez sí, a lo que dedicarse en el partido. El equipo de Emery tomó el control del choque mediante elaboradas combinaciones y presencia con balón en campo rival.

Sin embargo, el Sevilla se encontraría con un grave contratiempo debido a la lesión de Trèmoulinas. Emery había dejado finalmente fuera de la convocatoria a dos laterales, Mariano y Escudero, así que debido al infortunio de la lesión del francés tuvo que improvisar sobre la marcha introduciendo en el terreno de juego a Fazio y colocando de lateral a Kolodziejczak.

A partir de ese momento, los hispalenses perdieron la concentración inicial y el Athletic comenzó a retomar el mando del partido. Banega tendría la primera ocasión clara con un disparo que se estrelló en el palo, pero los bilbaínos no se arrugaron. La tuvieron con un disparo de Williams al que respondió magníficamente David Soria. En el intercambio de golpes, también pudo desatascar el partido Vitolo, tras un preciso pase de Krohn-Dehli, pero su vaselina fue sacada por Herrerín, que achicó muy bien el espacio en el mano a mano frente a Vitolo.

El final del primer tiempo fue favorable para el equipo de Valverde, que apretó más en ese tramo final de la primera mitad. Primero Aduriz cabecearía el balón al palo izquierdo de Soria, y después, el guardameta sevillista volvió a ganar el envite de Williams y el posterior centro-chut de De Marcos acabó en saque de esquina.

Ese arreón se mantuvo al inicio del segundo periodo, y como premio, llegó el gol de Aduriz. Esta vez el centro de Muniain desde la derecha logró superar la alta defensa del Sevilla y el delantero vasco remató de cabeza en el segundo palo y batió a David Soria. Se encontraba cómodo el equipo vasco y acabó confirmando esa mejoría con un gol muy importante.

Por el contrario, el conjunto hispalense no acababa de encontrar la forma de hacerle daño al Athletic; pero un gravísimo error de Muniain, gran protagonista en el gol local y ahora villano, permitiría que Banega alcanzara el balón antes que Herrerín y cediera para la llegada de Kolo, quien tras un gran reverso propio de delantero centro, empataba el encuentro y daba la vuelta a la tortilla.

Fue un durísimo golpe para el equipo entrenado por el ‘Txingurri’ Valverde, que a punto estuvo de volver a tomar ventaja a balón parado por mediación de un centro y cabezazo de Etxeita, que Soria despejó nuevamente a córner. Solo a través de este tipo de acciones llevaría peligro el Athletic al área sevillista en lo que restaba de encuentro.

Fue el Sevilla quien recibiría otra mala noticia con la dudosa tarjeta amarilla a Éver Banega, que se perderá la vuelta por acumulación de tarjetas en la competición. Sin duda, una baja más que sensible para Unai en la vuelta de esta apretada eliminatoria. El rosarino fue sustituido por un Iborra que acabó siendo definitivo con un segundo gol trascendental.

Gameiro, muy vigilado durante todo el choque, encontró el hueco en un contragolpe en el que el atacante francés condujo desde su campo y asistió de manera brillante a su compañero Iborra para que el valenciano lograra batir a Herrerín con un sutil toque, que tenía más apariencia de control que de remate.

Al fin y al cabo, el gol vale igual, vale oro. El Sevilla da un golpe sobre la mesa fuera de casa, consiguiendo la primera victoria en competición europea lejos de Nervión, en un campo donde es muy complicado ganar.  Los sevillistas son conscientes del gran paso que han dado en la ida, pero aún queda el partido de vuelta, y el Athletic promete guerra, recuperando además un hombre muy importante en el esquema de Valverde, Raúl García.

*Foto: El Desmarque.