Inicio 1ª División Valencia CF 2-1 Sevilla FC: El Valencia devuelve a la realidad al...

Valencia CF 2-1 Sevilla FC: El Valencia devuelve a la realidad al Sevilla

451
0
Compartir

Cristoforo_Rami_Valencia Sevilla Orgullo NervionSe enfrentaban en Mestalla dos equipos con necesidades, pero con objetivos y aspiraciones totalmente distintas. El Valencia, en una temporada de sombras, se ha metido en la lucha por la permanencia y necesitaba la victoria para respirar en esa zona baja de la tabla que tanto asfixia. EL Sevilla, por su parte, tras el meritorio triunfo de Europa League en San Mamés, llegaba a Valencia con la ilusión de no perder puntos en la pelea por conseguir plaza europea.

Quizá la obligación del conjunto entrenado por Pako Ayestarán era mayor, y por eso fue inmensamente superior en casi todas las facetas del juego al Sevilla. Bueno, por eso, y porque el equipo hispalense se transforma fuera de casa esta temporada, cambia radicalmente de cara cuando juega lejos del Pizjuán. A veces ofrece algo de competitividad, pero en la mayoría de los casos, difícilmente enlazan combinaciones para llegar al área rival.

El Valencia comenzó con gran intensidad y eso le permitió entrar por banda mediante  incursiones constantes de los laterales. Los locales se encontraban cómodos y pronto surgieron las primeras ocasiones y acercamientos, por ejemplo, con un duro disparo de Alcacer que Rico mandó a saque de esquina. El Sevilla no mostraba tensión en las transiciones y a punto estuvo de aprovecharlo el rival cuando Rodrigo robó y condujo un contragolpe que acabó en las botas de Parejo, que no acertó a finalizar gracias a la gran intervención con el pie de Sergio Rico.

La intensidad, sobre todo sin balón, del equipo valencianista hacía que se produjeran constantemente las pérdidas de balón del equipo nervionense. No le duraba nada el esférico a un Sevilla, que se agazapaba cada vez más en su campo, confiando en que el ritmo del partido decaería. El Valencia encerraba progresivamente a su rival, y así, en una jugada a balón parado, fue cómo llegó el primer tanto de los locales. Parejo disparó, y tras tocar en un hombre de la barrera, la pelota acabó entrando en la meta de Rico.

Pudo ser peor el castigo para los de Emery con un lanzamiento al palo de Santi Mina justo antes de que el árbitro señalara el camino hacia los vestuarios. Pudo ser un mazazo casi definitivo visto lo ofrecido por el conjunto sevillano en los primeros 45 minutos.

Ya en la segunda parte, se le vio una mejor cara al Sevilla, pero el Valencia seguía rallando a un nivel más alto. Los cambios dieron otro aire a los sevillistas y, por ejemplo, Vitolo dio verticalidad al equipo con largas conducciones que, al menos, distraían a una relajada defensa valencianista.

También la incorporación de Gameiro, actualmente el futbolista más desequilibrante de la plantilla, permitieron combinaciones rápidas y agilizaron el proceso de llevar el balón a zonas de peligro. En la primera que tocó el francés, robó la pelota en campo propio y, marchándose de dos rivales, dio una asistencia a Banega a la que el argentino llegó muy forzado. Su disparo lo acabó desviando Diego Alves a córner.

Pudo empatar también Coke con un remate de cabeza a bocajarro, pero el cabezazo del lateral salió muy desviado. Era difícil pensar que el Sevilla se podría llevar puntos de Mestalla salvo por estas mínimas opciones. Pero ahí, apareció el de siempre, Kevin Gameiro, que aprovechó un pase al espacio de Krohn-Dehli y batió con un duro lanzamiento a Diego Alves.

El Valencia no se lo creía. El Sevilla volvía a jugársela en su campo, y conseguía igualar la contienda. Pero la alegría duraría poco para los hispalenses, ya que en el descuento, nuevamente a balón parado, en una falta dudosa de Rami a Parejo, era el mediocentro valencianista quien ponía el centro al área y, tras un rebote, Negredo llevaba la locura a Mestalla con el 2-1.

Merecido reconocimiento para el equipo ché que se hacía, de esta forma, con tres puntos vitales que lo alejan del ‘pozo’. El Sevilla se vuelve a ir de vacío y con muy malas sensaciones, una vez más, lejos de su campo. Ahora toca volver a centrarse en la Europa League, en la que este jueves buscará meterse en las semifinales del torneo eliminando al Athletic.

*Foto: Orgullo de Nervión.