Inicio Europa League Liverpool FC 1-3 Sevilla FC: ¡Repóker de UEFA!

Liverpool FC 1-3 Sevilla FC: ¡Repóker de UEFA!

559
0
Compartir

Coke celebración Sevilla final Europa League Como en toda partida de póker, siempre hay que saber jugar sus cartas, y el Sevilla ya ha demostrado con solvencia ser un especialista en estas grandes citas. Por supuesto, también es necesario que la fortuna esté de tu favor, sobre todo en los momentos difíciles, y quizá esa suerte estuvo representada en las manos no señaladas del Sevilla dentro del área que bien pudieron cambiar el devenir de la final.

Pero antes de todo eso, había que sufrir. La batalla comenzó con nerviosismo por el respeto que ambos conjuntos se mostraban. La pelota quemaba en los pies de los protagonistas. Solo la sutileza de Banega aportaba un poco de calma al juego de pelotazos que se desarrollaba en los primeros compases del encuentro.

Cada parte del partido fue para un equipo. En la primera, el Liverpool fue netamente superior al conjunto hispalense gracias principalmente a los duelos que se creaban en los uno contra uno de los atancantes ‘reds’ y defensores sevillistas. Ahí los ingleses lograban superioridad y fruto de ellas llegó el gol que adelantaba a los de Jurgen Klopp.

Coutinho, en una de sus escasas apariciones durante el choque, consiguió contactar con Sturridge en la frontal del área y el delantero inglés resolvió con una exquisita definición con el exterior del pie, imposible para David Soria. Se ponía por delante el equipo británico y daba la sensación de que la ventaja podía aumentar.

Como si de una partida de ajedrez se tratase, Klopp intentó vencer a Emery dando profundidad a Clyne por banda derecha cuando la mayoria de gente pensaba que el mayor puñal llegaría con las subidas por banda de Alberto Moreno. El lateral diestro participó mucho en la mayoría de acciones de peligro del Liverpool y servía centros al área que creaban bastantes dudas a la zaga hispalense.

Sevilla FC campeón Europa League 2015 2016Sin embargo, la segunda mitad se inclinó completamente a favor del Sevilla. Eso sí, todo se pondría más de cara al comienzo del segundo periodo. No había pasado un minuto de la reanudación, y Gameiro empataba la final. Mariano se coló por banda derecha y puso un centro raso que el delantero francés aprovechaba para batir a Mignolet.

A partir de ahí, el conjunto entrenado por Unai Emery comenzó a adueñarse de la final, serenando el juego y empezando a construir las jugadas con calma. Así fue cómo apareció el hombre del partido, Jorge Andujar ‘Coke’, el hombre sorpresa de la final. Eran muchos los detractores de su posición en el campo, y al final Unai volvió a demostrar dar con la tecla, ya que las apariciones del madrileño fueron decisivas.

Primero lograría la remontada con un disparo desde la frontal, tras una combinación de lujo que venía precedida por un caño de Vitolo que sirvió como asistencia para que Coke conectara su remate. Y después, aprovechaba el desconcierto de la defensa inglesa que pensaba que había fuera de juego, y lograba el que a la postre sería el definitivo 1-3.

Sevilla y su gente no se cansan de ganar. Noveno título en diez años, cinco de ellos cosechados en la competición que cambió la vida a los sevillistas, la UEFA Europa League. Casi no hay tiempo de celebraciones, puesto que el domingo los hispalenses disputarán la final de la Copa del Rey frente al FC Barcelona. El sevillismo vive en un estado de alegría constante, así que deben pensar “que siga la fiesta…”.