Inicio 1ª División El proyecto, por encima del marketing

El proyecto, por encima del marketing

342
0
Compartir

Tras conquistar la Champions League, pronto se pondrá en marcha la pretemporada pero, mientras tanto, los focos mediáticos y de actualidad han apuntado hacia la Eurocopa, por lo que el Madrid dispone aún de un espacio de tiempo para reflexionar sin excesiva presión sobre la planificación de la próxima temporada.

w_900x700_05144808img_9497Con las turbulencias como precedentes en torno al banquillo durante los últimos años, un proyecto estable es lo que aparentaba ser algo secundario para un hombre de marketing y negocios como Florentino, pero afortunadamente todo encajó hace unos meses para que el inquilino del mismo fuera Zinedine Zidane, hombre con elegancia donde los haya, también de traje y corbata, pero de puro fútbol. Al Madrid siempre le han venido bien entrenadores del estilo como el de éste: disciplina, sí, pero con serenidad y filosofía en lugar de predominar la presión mental y la táctica que a veces llegan a bloquear a los jugadores. Al igual que Zidane, Molowny, Beenhacker, Valdano, Heynckes, Ancelloti… no eran sargentos pero conocían el club y supieron tanto la forma de llevar el vestuario, haciendo que el equipo pueda mostrar un juego alegre al disfrutar sobre el campo, como lo que quiere la afición y la mentalidad y fisionomía futbolística acordes al Real Madrid. El resultado: títulos, buen fútbol, saber estar y madridismo. Esperemos que Zizou disponga de tiempo, confianza y autoridad para consolidar su proyecto.

Y es que bien es posible que aquel 2 de abril diera lugar el nacimiento de un gran Madrid, emergiendo un equipo desahuciado en el momento y sitio oportunos, como si el hilo del destino le uniese a la victoria debido a su histórico orgullo. Empatando a uno y con diez en el Camp Nou, en vez de rendirse ante el virtual campeón de liga, un Madrid liderado por la BBC acogotó al que hasta entonces era el coco del fútbol europeo de tal forma que el 1-2 (o 1-3…) se quedara corto. El Madrid, por tanto, se creció ante las adversidades, lo que significó que el inesperado homenaje al fútbol lo rindió el Madrid en honor a Juanito en el 24º aniversario de su fallecimiento, porque esto es madridismo. Ya se puso la primera piedra, ahora falta continuar trabajando sobre los cimientos levantados al conquistar la Undécima…

 

El centro del campo marca el camino

CTn1q79WoAAf4OCSi el centro del campo funciona, una regla no escrita en el fútbol es mantener ese engranaje para que el equipo siga carburando. Ahora que por fin la medular madridista ha alcanzado una solidez, compenetración y mecanismos de un equipo campeón, gracias a tres hombres que han tenido que ganarse su puesto con paciencia y hambre de fútbol, ésta es la línea por la que debe continuar el conjunto de Zidane. Si bien debe haber repuestos de lujo con disponibilidad de buenos minutos para luchar por las tres competiciones, muchas veces una contratación estrella y muy costosa podría romper el equilibrio personal y futbolístico de los que han devuelto al Madrid a donde le corresponde y en los que el técnico galo debe apoyarse para conseguir marcar estilo y, en consecuencia de ello, seguir llenando las ya dilatadas vitrinas del Bernabéu.

La sala de máquinas estuvo comandada una vez más por el Mago de los Balcanes Luka Modric. No vamos a descubrir ahora lo que este jugadorazo significa para su equipo, pero hemos de destacar de nuevo su capacidad tanto para dificultar el juego entre líneas del rival a la hora de defender como para salir de la presión y curtir de balones en forma de regalos a la BBC, así como del peligro desde segunda línea gracias a su excepcional disparo.

Esta temporada también estuvo acompañado por Toni Kroos, mucho más productivo en todos los sentidos que en la anterior y parte de la misma, siendo fundamental en la elaboración del juego y en el gran empaque que el equipo alcanzó en muchos encuentros. Nada que ver con el curso pasado, sin tener que desplegar un físico y unas cualidades físicas que le desbordaban por delante de la defensa y, sin embargo, con un guardaespaldas como Casemiro, quien sí cumple esas funciones a la perfección.

img_jagsirvent_20160109-205259_imagenes_md_propias_jagsirvent_a22-U301295620398i5D--911x683@MundoDeportivo-WebInsistiendo en ello, desde que Casemiro llegara al primer equipo a las órdenes de Ancelotti en el verano de 2013, ya quería parecerse a Mauro Silva y no era una locura pensar que algún día sería fundamental en el centro del campo blanco; además del equilibrio que aporta, por el desparpajo, criterio y oficio con el que a su edad se planta en el campo, pareciendo que lleva cinco años como titular. Si hubiera estado el año pasado, posiblemente habría sostenido física y tácticamente al equipo, que es lo que faltó tras el Mundial de Clubes y el récord de 22 victorias. Algo que tampoco deja lugar a dudas es su madridismo, ya que ha sabido esperar su momento, porque no cualquiera es capaz de tener paciencia con el fin de perseguir la titularidad en el Madrid en vez de disfrutar de más minutos en otro equipo. Un humilde servidor considera que, a la espera del regreso definitivo de Morata y la posible cesión de Jesé, el propio Casemiro, junto a Nacho, Carvajal y Lucas Vázquez son la base del futuro para el cuadro blanco: talento, ambición y más madridismo.