Inicio Portada Río 2016: Adiós a las guerreras del agua

Río 2016: Adiós a las guerreras del agua

295
0
Compartir

Día 10: la selección de basket masculina sigue viva y en cuartos

waterpolo femeninoLas chicas del waterpolo irrumpieron en Londres como un soplo de aire fresco. Grandes dominadores en el ámbito masculino durante buena parte de la década de los 90, el waterpolo femenino, con grandes cotas en categorías inferiores, se matriculó en los pasados Juegos. Entonces, sorprendió a propios y extraños con una gran competición que acabó con una brillante plata. Ese rendimiento unido a su buen inicio de ciclo olímpico, siendo campeonas del mundo en 2013 y de Europa en 2014 las posicionaba como una de las opciones. En Río, arrancaron con una derrota contundente ante las vigentes campeonas y favoritas al oro, EE.UU. Luego, se rehicieron con dos victorias ante Hungría y China para firmar el pase a cuartos, el partido clave. Y en esa cita esencial para pelear por el podio, las de Miki Oca fallaron. Ante Rusia, estuvieron espesas en labores ofensivas mientras la defensa de la boya fue otro de los lunares. Al final del encuentro, se llegó con opciones gracias a la sobresaliente actuación de la portera Laura Ester. Sin embargo, Rusia jugó sus cartas y se llevó el pase a semis (12 – 10). Dicen adiós, pero con un grupo muy joven retornarán como guerreras del agua que son.

GasolLa buena noticia llegó, sobre todo, en la vela y en el baloncesto masculino. En el 49er femenino, Tamara Echegoyen y Berta Betanzos, La dupla española firmó un cuarto puesto y dos victorias en las tres regatas de ayer y se colocan en lo más alto de la clasificación provisional a falta de regatas y la Medal Race. Para sus homólogos de la categoría masculina, Botín-López, fue una mala jornada. Fueron decimoterceros, decimoquintos y decimoctavos en las tres regatas y bajaron a la undécima posición, a un punto del Top Ten, pero ya algo lejos del bronce. Por su parte, no fallaron los chicos del basket. Era obligatorio ganar a Argentina tras el triunfo previo de Brasil a Nigeria, y se ganó. Rudy Fernández cogió el timón en esta ocasión y llevó a España a un partido algo más llevadero, aunque eso con la Albiceleste sea una utopía. Finalmente, 92-73, segunda plaza de grupos y en cuartos espera Francia. 

Fue una jornada, de nuevo, de diplomas. En el hockey, las Red Sticks pagaron un inicio apabullante de Gran Bretaña que se puso muy pronto con dos goles de ventaja. Justo antes del descanso, aumentaron su ventaja con el tercero. Las de Adrian Lock remaron, mejoraron sus prestaciones y contaron con ocasiones. En un penalti corner, ya en el último cuarto, Gigi Oliva hizo el 1 – 3 con el que se despidieron de Río, donde se marchan octavas, pero con sensación de tener un margen de mejora grande. También, puesto de diploma para el jinete Severo Jurado que con Lorenzo hizo soñar a España con una nueva medalla. En el KUR de la doma clásica, se colocó con la tercera mejor nota (83.625) a falta de solo dos jinetes, a priori superiores. Ambos le superaron pero su quinto puesto es un gran mimbre. La otra representante española en la final, la veterana Beatriz Ferrer-Salat (80.161%), fue décima, muy cerca del top 8.

Orlando OrtegaEn el agua, dos competiciones con representación nacional. En los 10 km femeninos de aguas abiertas, Erika Villaécija solo pudo ser 17ª en sus cuartos Juegos Olímpicos. Mientras, en la piscina, el dúo de sincro, con Gemma Mengual y Ona Carbonell, fueron quintas en la rutina técnica (92.5024), por detrás de las rusas, reinas mundiales, chinas, ucranianas y japonesas. El bronce, a unas seis décimas, se antoja difícil para la final que decidirá los metales. En piragüismo aguas tranquilas, una de las grandes esperanzas de la delegación española en la segunda semana de Juegos, Teresa Portela en el K1-200 como Marcus Cooper Walz en el K1-1000 superaron su primera ronda y semis para estar en la final.  Por último en el atletismo, lo mejor fue el rendimiento de Orlando Ortega y Yidiel Contreras en el 110m vallas, ambos en semifinales, al igual que su compañero Sergio Fernández en el 400m vallas. Del resto, el jiennense Sebas Martos rozó el pase a la final de 3.000 obstáculos pero fue el 17º de los 15 finalistas. Merzougui y Fernando Carro acabaron más atrás. Pablo Torrijos, con una marca de 16,11, en el triple salto, Estela García,  23.43 en 200m y Sabina Asenjo, con 56,94m, en disco, no avanzaron.