Inicio Linares Deportivo El Linares paga muy caros sus errores ante el Marbella (1-2)

El Linares paga muy caros sus errores ante el Marbella (1-2)

326
0
Compartir

José Temprado|| Los de Miguel Rivera caen en Linarejos ante un Marbella que tuvo que remontar el gol de Gonzalo.

Hoy nada le salió al Linares Deportivo. La floja entrada en Linarejos para lo que la afición linarense suele mostrar, presagiaba que el ambiente iba a ser tenso. Ni los recogepelotas tuvieron hoy su día. Eran pocos y mal organizados. Pero no fue lo único mal organizado que tuvo hoy el Linares Deportivo. El club necesita tiempo para reconstruirse en todos los sentidos. Tiempo al tiempo. El mismo que necesita la plantilla, aunque en realidad, tiempo, no es lo único que necesita el equipo; también refuerzos, y no por esto queremos faltar el respeto a los jugadores que están, que como dice Rivera, son los que quieren estar, ya que muchos otros han dicho que no al proyecto y por tanto, no han querido estar. Tres días quedan para que cierre el mercado y parecen estar muy cercanos un delantero (puede ser Víctor Curto) y un medio centro de corte defensivo por lo que se desprende de las palabras del preparador azulillo.
El partido de ayer no pudo comenzar de mejor manera. Un centro medido de Mario Martos desde el banderín lo aprovechaba Gonzalo para anotar de cabeza el 1-0. Los azulillos dominaban a los marbellís con rotundidad, realizando un juego perfecto en lo defensivo y también en lo ofensivo. Así fue hasta que en el 26 un pase largo lo aprovechaba Kike para ganar la partida a Rosales y batir de vaselina a Lopito en un gesto técnico de categoría del delantero visitante. Ahí se acabó el Linares Deportivo. Los azulillos no supieron recuperarse y desaparecieron del partido. Lo intentaban, pero sin acierto. Ninguno de los futbolistas azulillos demostraron la clase que realmente tienen y quizá la solución a esto pase por encontrar el problema de incomodidad de la plantilla. Desde ese momento fue el Marbella quien más lo intento, e incluso los visitantes estrellaron un balón en el palo. Con tablas se llegó al descanso.
En la segunda mitad los visitantes salieron más ordenados e incisivos, y en el 54, Añón, aprovechaba otra indecisión en la zaga azulilla para fusilar a Lopito. Era el 1-2 y la grada se ponía nerviosa, lo que generó más nervios en los hombres de Rivera.
El Linares era un “quiero y no puedo”. Mario Martos lo intentó de falta directa, pero el cancerbero marbellí despejó brillantemente a córner. Poco más podemos contar de lo sucedido en el terreno de juego salvo una intentona de Luis Lara arrancando desde la izquierda (su posición natural).
El público de Linares se marchó muy enfadado. El equipo está bien trabajado, pero las cosas no salen o salen solo unos cuantos minutos. La grada pidió, a veces no de la manera más educada, la llegada de un delantero. Los azulillos, el linaresismo tiene que remar unido, y todos aquellos que se empeñan en dividir, para nada ayudan al Linares Deportivo. Todos tenemos nuestra opinión, pero todos deberíamos tratar de sumar sin ningún tipo de interés que no sea el bien del equipo. Como dice Rivera, “Es importante que el rival sienta que juega fuera de casa”.
La semana que viene, derbi. Antes, esperamos refuerzos. Empieza calentita la temporada.

Foto: Cruz Roja