Inicio Linares Deportivo El Linares baja a la tierra

El Linares baja a la tierra

415
0
Compartir

Jose Temprado // El conjunto azulillo no pudo con un soso AD Mérida que no mostró en Linarejos el potencial que se le supone. Un error condenó a los linarenses (0-1). El filial (foto de portada), suma un punto en casa del líder.

 

Linares DeportivoEl Linares Deportivo no pudo superar en el marcador a la AD Mérida. Los azulillos pagaron muy cara la falta de entendimiento entre Gonzalo y Lopito en la primera mitad y eso impidió que los de Miguel Rivera sumaran en esta jornada.

Los linarenses tuvieron el control de la pelota en todo momento, pero lo cierto es que no gozaron de ocasiones para batir la meta emeritense. Tan solo en el minuto 27 tuvieron que emplearse a fondo los defensores visitantes para desbaratar una acción comandada por Casi y finalizada por Víctor Curto. Poco después, en el 31, llegaría el tanto de Hugo Díaz para el Mérida. Un balón sin previsible peligro acabó en la cabeza de Gonzalo que trató de ceder al meta Lopito. Éste salió a por el esférico, pero sin lograr intimidar a un Hugo Díaz que le ganó la disputa y mandó la bola al fondo de la portería. Era el 0-1 y un jarro de agua fría para Linarejos.

No había merecido premio alguno el conjunto emeritense, y quizá tampoco el Linares, aunque los locales al menos llevaban el peso del encuentro. Nada más sucedería hasta el pitido que indicaba el tiempo de descanso.

Los primeros minutos de la segunda mitad hicieron pensar a los aficionados que sería atractiva y con ocasiones de gol. Primero fue David Cuerva el que lo intentó desde la frontal, y posteriormente Javi Chino quien provocó que Lopito se luciera con un auténtico paradón. Los azulillos seguían teniendo la posesión de la pelota y Rivera daba entrada a Luis Lara, al que cedía su lugar Mario Martos.

El propio Luis Lara arrancaba la moto en varias ocasiones por banda izquierda, pero sus asistencias no encontraban rematador. El técnico azulillo recurría a Canillas, un futbolista que no tiene feeling ninguno con el público de Linarejos y a veces, parece no tenerlo ni con la pelota. Hoy preguntamos a Rivera en sala de prensa, sin mencionar a Canillas, si será capaz de darle minutos a Pekes, el delantero del filial que lleva 11 tantos en División de Honor. Podrán escuchar su respuesta en el audio que les ofrecemos más abajo y valorar ustedes mismos. La afición quiere ver como el técnico da esos minutitos a un chico de la casa y no a un cedido que parece estar de paso por Linares. Pueden imaginar que hablamos así porque el granadino, una vez más, no ha aportado absolutamente nada.

También tuvo unos minutos David Gámiz, y aunque estuvo voluntarioso y quiso llevar el peso del partido, apenas tuvo tiempo para nada. Pero el respetable azulillo no solo estaba ya preocupado por el resultado, sino que, además, muchos vieron como el goleador Víctor Curto solicitaba el cambio con unas molestias. Fué por él por quien entró Gámiz. Todo parece indicar que lo de Curto son unas leves molestias.

El encuentro finalizaba y los puntos viajaban hasta Extremadura. Nunca un equipo se llevó tanto haciendo tan poco, y aunque lo cierto es que el Linares Deportivo no gozó de ocasiones, fue quien llevó el peso del encuentro en todo momento y mereció más. Al menos un punto. Los azulillos ya piensan en la visita que rendirán el próximo domingo al Francisco Artés Carrasco de Lorca. Veremos si realmente el conjunto azulillo es mejor, o al menos más efectivo, jugando fuera de Linarejos.

El Linares Deportivo mantiene la sexta plaza en la tabla con 9 puntos de ventaja sobre la zona de descenso. La visita a Lorca y el recibimiento al Melilla dictarán donde estarán los mineros a final de temporada. Veremos…

 

 

.

El filial empata en casa del líder y el cadete autonómico mereció más. 

IMG_20161120_210740_wmEl filial que dirige Chico a punto estuvo de dar una alegría a los aficionados azulillos y un susto a líder, el Villacarrillo CF. Los jóvenes linarenses han logrado sumar en un campo donde el primer equipo, en otras épocas,  siempre pasó apuros y casi nunca logró sumar.

El veterano Miguel logró adelantar a los celestes en el 12, pero en el 16, Pekes, desde los once metros, estableció la igualada. Poco despues, en el 28, los de Chico se iban a adelantar con un gol en propia puerta de los hombres que dirige David Valenciano. El linarense Borja Monedero iba a establecer la igualada en el 71 y a adelantar al Villacarrillo en el 78. Una pena para el Linares Deportivo que este futbolista declinara jugar en el filial a principio de temporada para jugar en el conjunto celeste que milita en la misma categoría.

Pekes en el 81 iba a rescatar un punto para el Linares Deportivo y, pudo haber rescatado los tres si el colegiado Camacho Garrote no le hubiera anulado un tanto legal en los últimos instantes. Chico vio la tarjeta roja en esa acción y no podrá estar en el banquillo del anexo el próximo domingo para recibir al Adra Milenaria. Los jóvenes azulillos siguen rozando la zona de ascenso a Tercera.
IMG_20161120_120358_wmPor su parte, el Cadete Autonómico mereció más ante la Unión Deportiva Almería “B”, líder de la categoría. Los de Pedro García Laso encajaron un tanto en la primera mitad y este dio la victoria a los almerienses.

En la segunda parte, los locales vieron como el colegiado (linarense) no señalaba una clara infracción dentro del área almeriense que hubiera supuesto penalti a favor de los azulillos. La mano fue de libro. En la continuación de la acción, la contra almeriense acabó en “gol fantasma”, aunque en honor a la verdad, hay que decir que el balón se introdujo en la portería más de medio metro. ¿Compensación o ineptitud? Lo cierto es que el colegiado, repito, linarense, logró enfadar a locales y a visitantes, pero no criticaremos al colectivo arbitral que los chavales se nos ofenden….

Los chicos de García Laso siguen ocupando puestos de descenso, pero hoy, ante el líder, han vuelto a demostrar que compiten de maravilla. Quizá deban darse cuenta de que tienen capacidad de sobra para, compitiendo a este nivel, salvar la categoría. La semana que viene más… y mejor.