Inicio 1ª División Jesé en busca de Jesé

Jesé en busca de Jesé

602
0
Compartir
Jesé en busca de Jesé

Jesé está en un momento fundamental de su carrera. Siempre he mantenido, es una obviedad ya lo sé, que se trata de un jugador con mucho talento futbolístico. Ese es un capital de valor incalculable. El talento no se entrena, se tiene o no se tiene. A mi juicio, hasta ahora le han faltado otras cosas.

Tuvo la oportunidad de asentarse en una de las mejores plantillas con las que ha contado el Real Madrid. Jugó, dispuso de los minutos que le podían corresponder a un canterano que coincide en el tiempo con grandes jugadores y, sin embargo, no sacó rédito. Puede que la lesión no le ayudara, pero una lesión también puede ser, a veces, una oportunidad para reflexionar y elegir el camino adecuado. Creo que Jesé se deslumbró, se perdió en el trayecto. Lo de jugar más o menos minutos se relaciona con los rendimientos. Hay otros jugadores que, en el mismo caso, obtuvieron un minuto y se ganaron otro. Tengo la sensación de que al canario le faltó contacto con la realidad.

Pertenecer a la plantilla no es, necesariamente, ser jugador del Real Madrid. Puede sonar a contradicción pero no lo es. Quizás pensó que vivir en el mismo vestuario que las estrellas lo convertía en estrella y que el principio del camino era la meta. Es difícil colocarse en la cabeza de un joven futbolista que cumple sueños a gran velocidad, complicado enfrentarse a ellos una vez que se materializan. Otros casos dejan claro que hacerlo bien es posible.

Lo que ha pasado ya no tiene vuelta atrás. Salió del Real Madrid con la etiqueta de valor en proceso de evolución y, como ha ocurrido con otros futbolista de la cantera, se le buscó un acomodo en el que contara con un microclima favorable. El PSG es un equipo en vías de crecimiento en Europa y su entrenador apostó por Jesé para dotar de calidad al ataque del equipo parisino. Recibimiento estelar, buen contrato y máximas expectativas. Todo lo que un jugador necesita para dedicarse solo a jugar y a ser feliz jugando. Tampoco ha funcionado. Los desencuentros con Emery han precipitado un final traumático y, para mí, han destapado otra vez el tarro de las dudas. Para jugar lo tiene todo. Puede que lo que le falte a Jesé es tener los pies en el suelo. Entender que está a las puertas de ser un gran jugador, porque lo tiene todo para ello pero que todavía no lo ha demostrado. Lo cierto a día de hoy es que se trata de una gran promesa, pero solo eso. En su pies, pero sobre todo en su cabeza, tiene reconducir esta situación y tomar buenas decisiones.

Debe decidir si quiere “estar llegando” eternamente y pensar que el día que pisó el vestuario de Ronaldo ya había llegado a su destino o quitarse las ropas de estrella y dejarse ayudar por sus técnicos para, más pronto que tarde, sacar partido de sus virtudes naturales. Si logra echar pie a tierra y sumar a lo que trae de serie otras cosas como, trabajo, constancia, humildad, disciplina y alegría, estaremos ante un grandísimo jugador. Lo tiene todo, solo se trata de sacar la imagen que está escondida en la piedra. Jesé en busca de Jesé.